Muchos son los famosos que han decidido poner a la venta sus casas, pero no todos lo hacen por el mismo motivo. Algunos lo hacen por razones económicas y otros porque se han cansado de vivir en la zona en la que residen o porque desean poner tierra de por medio.

Artículo relacionado

Según se ha estado comentando a lo largo de las últimas semanas a raíz de la mudanza de Isabel Pantoja a Madrid, la tonadillera podría estar pensando en vender Cantora. El precio que podría pedir por la finca asciende a la desorbitada cifra de siete millones de euros. Sin embargo, la venta de Cantora podría no resultar tan fácil ya que existe un embargo preventivo sobre la parte de la finca que pertenece a su hijo Kiko Rivera.

Otra de las famosas que ha colgado el cartel de ‘se vende’ en sus propiedades es María Teresa Campos. La presentadora tiene a la venta desde hace más de un año sus dos casas: una mansión en Las Rozas en la que vive con su pareja -Edmundo Arrocet- y un ático dúplex en Aravaca. El precio al que asciende la oferta por ambas viviendas ronda los seis millones de euros.

Otro chalé que también está en venta es el de el ex marido de Bimba Bosé. El precio que se pide por la casa en la que vivió la modelo asciende a 2,7 millones de euros. Se trata de una vivienda de diseño de 300 metros útiles que cuenta con cuatro habitaciones, tres baños y un jardín.

Sin duda, son muchos los famosos cuyas casas están a la venta. Sin embargo, vender no siempre resulta fácil. Si no que se lo digan a Melanie Griffith que lleva intentando vender su chalé en Aspen desde su separación de Antonio Banderas. La casa salió al mercado por primera vez por más de nueve millones de dólares pero, debido a la falta de compradores, la actriz ha tenido que rebajar el precio de la vivienda e incluso ha protagonizado el anuncio para la venta de la misma.