Más de tres minutos de mensaje de audio cargado de emoción, agradecimiento y una respuesta decisiva.Carlota Corredera siente que no hay suficientes palabras para el gesto con el que Jorge Javier Vázquez ha dado la cara por ella en la entrevista exclusiva que ha concedido a Lecturas. Desde las páginas de nuestra revista, el presentador la ha emplazado a una 'Cumbre de Paz' como la que tuvo él con Belén Esteban para limar asperezas con Kiko Matamoros a su vuelta a 'Sálvame' el próximo lunes 6 de septiembre. Carlota Corredera no ha dudado en recoger el guante que le ha lanzado su compañero, aunque ha puesto una condición que, tal como están las cosas con el colaborador, es razonable y lo ha explicado: "Estoy profundamente dolida con Kiko a nivel personal y profesional y sé que tengo una conversación pendiente con él, pero le he dado muchas vueltas y ¿sabes lo que pasa? que creo que, si nos vemos en plató sin conversación previa, él no tiene mucho que perder y yo sí que tengo mucho que perder".

Artículo relacionado

Ha aceptado con lágrimas asomando a través de sus ojos. Y es normal. Jorge Javier Vázquez se ha visto en el pasado en la misma situación de desgaste personal y profesional que Carlota Corredera acaba de admitir y la entiende perfectamente. Las palabras que le ha dedicado desde Lecturas este miércoles son caricias a su corazón que tanto estaba necesitando. "Me he emocionado, necesitaba el calor que me ha llegado a través de tus respuestas, me he sentido comprendida por ti, tengo muchas ganas de verte, te lo agradezco de verdad", decía la de Vigo esta tarde en 'Sálvame'.

Portada 3624 Jorge Javier Vázquez

Artículo relacionado

"Cuenta commigo para todo"

Corredera entiende también que para Jorge "es difícil trabajar con la tensión que se ha generado", por eso ha aceptado la propuesta que ha puesto sobre la mesa, aunque con una condición, y ha justificado el motivo. "Por este programa estoy dispuesta a todo, a hablar, a escuchar, a reconocer, a enmendar, porque quiero que dure muchísimo tiempo este programa es mi vida", continuaba, "cuenta conmigo para todo, dentro y fuera de la tele. Estoy dispuesta, a sentar unas bases de convivencia para poder seguir trabajando en armonía". Sin embargo, ha matizado, "la Cumbre de la Paz, si Kiko quiere, la tenemos en privado. Llevo sin coincidir con Kiko desde que volví de vacaciones y nunca tendría una conversación con él sobre mis sentimientos y lo que me ha producido sus palabras antes. Si nos vemos en plató sin conversación previa creo que él no tiene mucho que perder y yo sí que tengo mucho que perder". Con la voz quebrada, y haciendo referencia al posible sentimiento de soledad de Matamoros desde la pérdida de Mila, ha dicho: "A lo mejor no es el único que se ha podido sentir solo en el programa".