Muy a su pesar, Carlota Corredera ha tenido que regresar de sus vacaciones y ponerse al frente de Sálvame. La presentadora ha hecho frente a meses de muchísima intensidad marcados por Rocío: contar la verdad para seguir viva, el documental con el que Rocío Carrasco le ha plantado cara a Antonio David y a Olga Moreno. Carlota se ha relajado en Vigo, su destino vacacional por excelencia, al lado de los suyos y, también, ha disfrutado de unos días de desconexión en Formentera junto a David Valldeperas, su amigo del alma... Pero atención, porque la gallega ha destapado uno de los incidentes que sufrió en la isla y por el que casi acaba en urgencias.

Artículo relacionado

Carlota Corredera fue víctima de una aparatosa caída a orillas del Mediterráneo y, aunque no hay que lamentarse por nada, David Valldeperas le hizo caso omiso a la periodista. En pleno directo, la periodista se lo ha tomado con todo el humor del mundo pero en su momento, se preocupó y mucho.

"Durante mis vacaciones tuve un incidente, fue algo que pasó en mis vacaciones con David Valldeperas. Sufrí una caída muy aparatosa, me resbalé pero Valldeperas no me hizo ni caso", ha comenzado explicando Carlota Corredera mirando de reojo y dirigiéndose al director del programa con cierto retintín.

carlota corredera y david valldeperas

Carlota Corredera y David Valldeperas en 'Sálvame'.

Telecinco

Artículo relacionado

"Me caí, sufrí un trompazo impresionante, tengo un pedazo de edema interno, tenía la mitad del culo negro, no colorcito morado, negro, negro. Lo tengo también inflamado, me hice mucho daño", ha continuado dando detalles y retorciéndose en la silla solo con imaginárselo.

Carlota ha decidido ponerse en manos de profesionales para solucionar el problema cuanto antes y que no vaya a más: "Me ha dicho mi fisio que un centímetro más y me hubiera roto el coxis, y cuando ya me habían atendido y puesto hielo se levanta Valldeperas de la siesta y me dice, '¿qué ha pasado?'. Pero todo bien, me duele todavía y tengo un edema pero estoy bien", ha rematado la escritora quitándole hierro al asunto y dándose tiempo para recuperarse al 100%.