Su papel en ‘La que se avecina’ la ha convertido en un rostro de lo más familiar. Carlota Boza ha crecido, literal, ante nuestros ojos. La hija de los Cuquis pasó de ser una niña pizpireta a una adolescente que traía de cabeza a Amador Rivas en menos de un parpadeo. Fue precisamente en esta época, en su vida fuera de las pantallas cuando la joven atravesaba uno de los episodios más duros de su vida, que ahora, ocho años más tarde, ha hecho público.

Artículo recomendado

'La que se avecina' rinde homenaje a Eduardo Gómez

'La que se avecina' rinde homenaje a Eduardo Gómez

Hoy he tocado, he mirado a los ojos mi maltratador después de casi ocho años”, escribía Carlota Boza en Twitter, poniendo de relieve su durísimo pasado. “Me ha servido para darme cuenta de lo fuerte que soy y ver que realmente puedo con todo”.

Carlota Boza

El tweet de Carlota Boza en el que habla de la relación de maltrato que vivió

@carlotabozamend

Carlota Boza lleva poniéndose frente a las cámaras desde que casi un bebé. Sus primeros contratos como modelo llegaron cuando solo tenía 4 o 5 años y después las oportunidades laborales se sucedieron. Pero su verdadero salto a la fama llegó cuando fue elegida para interpretar a la hija mayor del matrimonio más ‘cuqui’ de la televisión. Debido a eso, a esa familiaridad que desprenden quienes han crecido ante los ojos de la audiencia, la joven actriz despierta una enorme simpatía. Todos la consideran casi parte de la familia, pues cada semana durante muchos años, se ha colado en los hogares de todos para llenar los salones de risas. Quizás, debido a esto, cuando la intérprete desveló este pasaje de su vida, recibió tantísimos mensajes de apoyo y cariño. Sus redes sociales se inundaron de palabras que ponían de relieve lo valiente que estaba siendo y que no estaba sola. Tanto es así que, a las horas, volvía a tuitear: “Agradecida con la vida por permitirme estar entre personas maravillosas”. Gracias a ti, Carlota por ser luz.