Carla Barber y Diego Matamoros han puesto rumbo a un nuevo destino de vacaciones. La pareja ha viajado hasta el sur de nuestro país después de haber pasado unos días por el norte. En las últimas han compartido varias imágenes en las que muestran que están en Sevilla. Y desde la capital andaluza se han trasladado hasta un lugar muy especial para disfrutar de un planazo. El hijo de Kiko Matamoros y su novia han ido hasta El Puerto de Santa María para acudir a Aponiente, el restaurante del chef Ángel León. Si algo ha demostrado la pareja desde que está junta es que la gastronomía es una de las aficiones que tienen en común. De ahí que en cada una de sus escapadas intenten disfrutar de algún restaurante de alta cocina. Pero esta vez ha ocurrido un contratiempo que ha truncado sus planes.

Artículo relacionado

Ha sido Carla la encargada de contarlo a través de su perfil de Instagram. La modelo ha compartido una imagen en la que se le puede ver muy elegante. Con un vestido largo verde y el pelo recogido, la ex Miss España se disponía a entrar en el restaurante cuando en la misma puerta les han dicho que no podían entrar porque tenían que cerrar sus puertas. El motivo ha sido el positivo en coronavirus de algunos de los trabajadores de este lugar. “Justo después de esta foto nos detenían en la puerta, alguno de sus empleados había sido contagiado por el COVID-19 y tuvieron que cerrar de imprevisto esta misma tarde. Nos hemos perdido algo extraordinario, esperamos venir pronto”, ha contado Carla con toda la pena del mundo.

Carla barber

La que fuera concursante de ‘Supervivientes’ también ha aprovechado la ocasión para mandar todo el ánimo posible al equipo del restaurante. Pese al contratiempo Diego y Carla han continuado haciendo otros planes. La pareja ha demostrado que sabe cómo disfrutar de su día a día y de su relación. Así que pese a que no han podido disfrutar de la espectacular cena que tenían prevista, han seguido viviendo al máximo su enésima escapada romántica.