La relación entre Diego Matamoros y Carla Barber no podría ir mejor. Al menos, eso es lo que demuestran las últimas imágenes que la doctora ha publicado en su cuenta de Instagram. Tras pasar unos días en Canarias, donde posee otra clínica estética, la exconcursante de ‘Supervivientes’ ha vuelto a Madrid para celebrar un plan de lo más especial junto al hijo de Kiko Matamoros. Una noche en la que, además, no han estado solos.

Artículo relacionado

Diego y Carla han decidido dar un paso más en su relación y celebrar una cena de lo más familiar. La joven ha dejado claro que Diego ya conoce a su suegra, Rosa Barber, a la que la doctora no podría estar más unida, al compartir cena durante el pasado martes 16 de junio. Una reunión en un restaurante de Madrid en el que también han estado presente Laura Matamoros y su pareja, Benji Aparicio.

Carla Barber

Al reunir a todos sus seres queridos en la mesa, la pareja ha dejado claro que lo suyo no podría ir más en serio. Eso sí, Carla ha decidido guardarse para sí las imágenes de este bonito encuentro y tan solo se ha limitado a etiquetar a todos los presentes en la cena en una fotografía del pescado que posteriormente se comieron.

Artículo relacionado

Todo después de que Diego y Carla hayan tenido que hacer frente a la primera prueba de su amor. Tan solo unas semanas después de oficializar su romance, la exconcursante de ‘Supervivientes’ tenía que poner rumbo a Gran Canarias, en donde tiene otra clínica estética. Por lo tanto, la pareja se tuvo que separar durante unos días para que ella pudiera cumplir con todos sus compromisos profesionales. Ya de vuelta en Madrid, ambos han querido recuperar el tiempo perdido y reunir a todos sus familiares en la misma mesa.