De piedra se han quedado los seguidores de Carla Barber ante la sobrecogedora experiencia que hace solo unas horas acaba de vivir. La novia de Diego Matamoros ha contado a través de una serie de 'stories' el violento asalto que sufría al volver a casa después de un largo día de trabajo. Por el momento, el hijo de Kiko Matamoros guarda silencio, pero es seguro que se encuentre volcado en arropar a su chica, que se encuentra aún en shock. Y es que incluso llegó a quedarse inconsciente por el ataque de los dos individuos que la asaltaron. A pesar de todo, Carla Barber mantuvo la sangre fría e incluso ha llegado a conseguir datos muy valiosos para que se pueda localizar y reconocer a sus agresores.

Artículo relacionado

"Anoche al entrar en mi portal, dos chicos me estaban esperando dentro, escondidos", arrancaba Carla, avisando antes que se trataba de un testimonio de suma importancia. Dirigiéndose ya a la puerta de su hogar, "al subir las escaleras", los dos agresores la cogieron por la espalda y le practicaron lo que se conoce como "la llave del mataleón". Se trata de una violenta técnica de estrangulación en la que el atacante coge a su víctima por el cuello desde atrás y, rodeándola fuertemente con sus brazos se la inmoviliza y se la intenta privar de oxígeno.

Artículo relacionado

Carla llegó a estar inconsciente "algo más de un minuto", pues con su ataque le cortaron el riego sanguíneo al cerebro, al presionar sobre la arteria carótida. Cuando volvió en sí, lejos de quedarse paralizada, la adrenalina que ya invadía su cuerpo hizo que se mantuviera serena hasta incluso poder conseguir datos valiosos para ayudar y reconocer a sus agresores. "Salí corriendo a la calle gritando sin parar. Me indicaron por dónde se habían ido los asaltantes, los alcancé y conseguí memorizar la matrícula, modelo y color de coche", ha escrito desde una serie de 'stories' que ha 'ambientado' con la música de Carmina Burana.

Carla Barber

Tras su sobrecogedor relato ha querido mandar un mensaje tranquilizador a sus seguidores y contactos, reconociendo que, a pesar del susto, se encuentra "bien", aunque con "lesiones en cuello y lengua", que le producen "dolor al tragar y al hablar". La doctora especializada en medicina estética ha querido quitarle hierro a la brutal agresión en la que le han extraído joyas y el bolso, donde tenía su móvil y otros enseres personales. "Carece de importancia, al fin y al cabo es solo dinero"; sin embargo, "el miedo" está todavía muy presente y es muy real "al recordar lo sucedido y la angustia de pensar que puede volver a pasarme".