Toda ruptura trae consigo cambios. Que se lo digan a Isabel Preysler (72 años) y Mario Vargas Llosa (86 años). Desde que pusieron fin a su noviazgo hace tres meses, su día a día ha cambiado por completo. Durante su relación, han convivido en casa de la madre de Tamara Falcó, han viajado, han hecho apariciones públicas conjuntas… Un sinfín de situaciones que ahora han llegado a su fin. Y las han cambiado por otras. La clara muestra está en el cambio que ha experimentado Isabel desde que terminó su noviazgo con el escritor. Sin querer saber nada del amor, ha recuperado algo de trabajo.

Artículo recomendado

Isabel Preysler no se calla y lanza la pulla definitiva con la que olvida para siempre a Mario Vargas Llosa

Isabel Preysler y Vargas Llosa collage

Isabel Preysler, sin querer saber nada del amor

Cuando rompió con Mario Vargas Llosa, no tardaron en aparecer rumores que aseguraban que Isabel Preysler estaba de nuevo ilusionada. Pero estos rumores no llegaron a ir a más y, que haya constancia, lo que ahora quiere la madre de Tamara Falcó es permanecer tranquila, sin un hombre a su lado, y centrarse en sus hijos, en sus nietos, en la boda de su hija con Íñigo Onieva y en sus proyectos laborales.

Isabel Preysler

Isabel Preysler en un evento.

Gtres

Los cambios laborales de Isabel Preysler tras el fin de su noviazgo con Vargas Llosa

Es en el ámbito de trabajo donde se ha visto el cambio de Isabel Preysler de una forma más evidente. Durante su relación con Mario Vargas Llosa, no dejó de atender compromisos profesionales y a muchos iba acompañada por él. Pero desde que lo dejaron, Isabel ha aumentado su ritmo laboral y abarca más trabajos con los que ha regresado a la vida pública y en los que las redes sociales juegan un papel fundamental.

La actividad de Isabel Preysler en Instagram tras su ruptura con Vargas Llosa

Isabel Preysler, desde el fin de su noviazgo con Mario Vargas Llosa, está más activa en Instagram. La socialité apenas hacía publicaciones en esta red social hace unos meses, pero ahora sí que encuentra en ellas una fuente de ingresos y de estar activa de cara a sus seguidores. El uso que Isabel Preysler le da a esta herramienta es hacer promoción de algunos productos que ella utiliza para su rutina de belleza o enseñar algunos de sus looks. Actualmente, Isabel cuenta con casi 90.000 seguidores, un número que va creciendo poco a poco.

Artículo recomendado

Julio José Iglesias toma partido en la polémica entre Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa

Julio José Iglesias

El regreso de Isabel Preysler a la vida pública

En cuanto a las entrevistas, Isabel Preysler ha concedido varias desde que terminó su relación con Mario Vargas Llosa. Ha encontrado en ellas el modo de dar su versión, de defenderse y de sacar la cara por sus hijos. Así que la ruptura también ha supuesto un incremento en sus declaraciones públicas.

Unas declaraciones que hay que sumar a los eventos en los que ha hecho aparición y que tiene previstos. Porque ahora, ya sin la compañía de Mario Vargas Llosa, tiene la oportunidad de convertirse en la más aclamada de los photcall, en los que derrochar la elegancia que le caracteriza.

La rentabilidad de Isabel Preysler según Pilar Eyre

Así que, tal y como cuenta la periodista Pilar Eyre en el blog que tiene en la revista Lecturas, a Isabel Preysler le habría salido rentable su enfado con Mario Vargas Llosa. “La actitud de Isabel, sin embargo, es la contraria: sale, sonríe de forma encantadora, habla con todo el mundo... Se nuestra feliz mientras el aspecto de Mario, pese a los esfuerzos de su familia, es abatido y apesadumbrado”, nos cuenta sobre las diferencias que percibe entre ambos y sobre cómo Isabel se ha crecido en los últimos meses.