Paula Echevarría y Miguel Torres están disfrutando de unos días de vacaciones en Marbella. Desde que iniciaran su relación hace más de cuatro años, la ciudad malagueña se ha convertido en un lugar especial para ellos y procuran escaparse siempre que pueden. Suele ser la actriz quien hace partícipes a sus seguidores de Instagram de su día a día pero esta vez ha sido el exfutbolista quien ha sorprendido a todos sus fans al compartir una romántica estampa en la que la pareja se funde en un apasionado beso al atardecer.

Artículo recomendado

Paula Echevarría arrasa con jeans de Primark y top de Zara, el conjunto efecto tipazo ideal para el verano

Paula Echevarría arrasa con jeans de Primark y top de Zara, el conjunto efecto tipazo ideal para el verano

Como si de los protagonistas de una película se tratara, este momento tan íntimo sobre la arena de la playa era captado a través del objetivo de la cámara por una persona misteriosa. La imagen habla por sí sola y Miguel Torres no ha dudado en compartirla públicamente. Sin duda, una forma de gritar al mundo que sigue tan enamorado de Paula como el primer día. La influencer, muy feliz con el gesto de su chico, no tardaba en compartir la publicación junto a un enorme corazón.

Paula Echevarría y Miguel Torres

Miguel Torres y Paula Echevarría se comen a besos

Instagram @migueltorres

Paula Echevarría y Miguel Torres forman una de las parejas más estables y queridas del panorama nacional. Aunque se niegan a pasar por el altar, al menos por el momento, juntos han formado la familia con la que soñaban desde que decidieron apostar por su amor hace más de cuatro años. El pequeño Miki es, sin duda alguna, la guinda a su bonita historia de amor en la que no dejan de coleccionar momentos felices.

Tras unas semanas de sol y playa, la pareja se trasladará hasta Candás (Asturias) como ya es tradición para hacer la visita de rigor a la familia de la actriz. Allí sea probablemente donde Paula sople las velas de su 45 cumpleaños, un nuevo aniversario que llega en uno de los momentos más dulces y estables de su vida.