Este martes, la marcha sin previo aviso de Belén Esteban del plató de 'Sálvame' preocupó a todos. Unas horas más tarde se hacía público que la colaboradora de televisión sufrió una fuerte bajada de azúcar por la que tuvo que ser atendida por los servicios médicos. Aunque afortunadamente todo quedó en un susto y la de Paracuellos se recuperó a los pocos minutos, el equipo de asistencia le aconsejó que se fuera a casa a descasar y así lo hizo. De pronto, Belén desaparecía de la mesa de colaboradores y sus compañeros volvieron al trabajo sin hacer referencia alguna al motivo de su ausencia.

Artículo recomendado

Belén Esteban admite que ha vetado a algunos compañeros de 'Sálvame'

Belén Esteban admite que ha vetado a algunos compañeros de 'Sálvame'

Un día más tarde, la colaboradora reaparecía totalmente recuperada a través de su perfil de Instagram y lo hacía con un divertido boomerang en el que aprovechaba para promocionar sus famosas patatas fritas. En el vídeo, Belén Esteban aparece subida a la encimera de la cocina mientras degusta su producto estrella.

Pero por si a alguien le quedaba dudas de que ya se encuentra perfectamente, esa misma tarde no dudaba en asistir al teatro junto a algunos amigos para disfrutar de 'Desmontando a Séneca', obra protagonizada por Jorge Javier Vázquez. Eso sí, accedió rápidamente y no hizo referencia alguna a su bache de salud.

Belén Esteban

Belén Esteban reaparece tras su bache de salud

GTRES

No es la primera vez que Belén sufre una crisis en la diabetes que padece desde que apenas contaba con 10 años. Aunque gracias a la bomba de insulina ha conseguido mucha más libertad, con este susto queda patente que siempre debe estar alerta. "Me quedé sin azúcar en el cuerpo y vi a mi niña cómo me llamaba, y era muy chiquitita. Oía a mis padres hablarme, mi padre me decía que volviera. Lo pasaron muy mal ahí", recordaba en una de sus entrevistas cómo vivió la peor de sus recaídas hace más de una década.

La colaboradora de 'Sálvame' aprovecha su exposición en los medios para hablar con naturalidad de esta enfermedad que afecta a más de cinco millones de personas en nuestro país y de todas las necesidades que requieren para llevar una vida normal.