Belén Esteban está cerrando su semana más redonda. Redonda, no solo por los ceros de las abultadas cifras que se mueven a su alrededor estos días, sino por las buenas noticias que también conllevan. Cinco días después de que se hiciera público que la Audiencia Provincial de Madrid le daba la razón y ratificaba el fallo de la demanda a Toño Sanchís, la colaboradora ha saldado su enorme deuda con Hacienda. La de San Blas ha hecho efectivo el pago de 700.000 euros, de los cuales 500.000 euros serían la deuda y el resto de la operación cubriría la multa y los intereses.

Artículo relacionado

Belén pone fin así a un episodio que tenía muchísimas ganas de cerrar y que seguro le da una tranquilidad muy deseada y perseguida. El hecho de cumplir con Hacienda era uno de los aspectos que más quebraderos de cabeza le provocaba, como tantas veces ha expresado. La colaboradora de 'Sálvame' se sentará en 'Sábado Deluxe' para dar uno de sus míticos 'belenazos'. Este fin de semana protagonizará por fin su esperada vuelta a los platós para contarlo todo y contestar a Toño Sanchís, pues desde la importante noticia este lunes ha estado ausente de la edición diaria del progrma.

Belén ha conseguido reunir esta cantidad gracias a su trabajo en televisión y, justamente, a los 'belenazos' que ha ido dando desde que hace más de dos años destapara que Toño la estaba estafando. Asimismo, los 600.000 euros a los que ha sido condenado a pagar su exrepresentante (más las costas de los que estaría obligado a ocuparse) también han supuesto un respiro económico para ella.

Esteban no tiene intención de acabar su guerra contra Toño aquí y ha confirmado su deseo de demandarle también por vía penal. En el caso de que Toño se declare insolvente, supondría hacer frente al pago con el domicilio familiar, que quedaría embargado.