Belén Esteban comenzaba la semana con una noticia que estaba deseando dar: la casa que compró a Toñi Sanchís y por la que tanto ha luchado al fin ha sido vendida. "Era mi ilusión contarlo y que el mundo se entere de que estoy muy feliz", afirmaba sin poder ocultar su emoción después de haber pasado tantísimos disgustos sobre todo en el proceso de recuperarla mientras su ex representante vivía allí junto a su familia. Finalmente, Belén logró recuperarla y ha hecho negocio con ella.

Artículo relacionado

O no. Y es que más tarde 'El programa de AR' daba una cifra de venta de este chalet, situado en Villanueva del Pardillo, yAlessandro Lequio puso en duda que Belén haya podido beneficiarse realmente de su venta. Según el programa, la colaboradora compró la casa en una puja por 375.000 y tuvo que desembolsar 50.000 euros para reformarla tras los destrozos que encontró cuando al fin volvió a su poder y la habría vendido por 650.000 euros. "Si ha pagado 375.000 para comprarla, a eso le unimos los 260.000 que le quedaban de hipoteca, llegamos a 635.000. Si a eso le sumamos 50.000 de una reforma en condiciones, más lo que quedaba comunidad y las costas a los abogados...", comentada el colaborador.

Alessandro Lequio

Belén Esteban ha respondido a estas consideraciones de sus compañeros de las mañanas de Telecinco y en especial a Lequio desde 'Sálvame'. "Si he ganado o he perdido... Yo sé lo que hay y no tengo que dar explicaciones", comentaba la colaboradora bastante tranquila aclarando, eso sí, que no adquirió el chalet por 375.000 euros ni tampoco se ha gastado 50.000 euros en 'lavarle la cara' antes de su venta.

Artículo relacionado

Lo único que Belén ha podido confirmar es que el acuerdo por escrito del proceso de compra-venta está firmado y que tanto ella como su marido, Miguel Marcos, están "felices" con la operación.