Mario Casas vuelve a estar enamorado. Fue el pasado octubre cuando se confirmó que el actor había puesto fin a su relación con Blanca Suárez. Tras su ruptura, la intérprete encontró refugio en los brazos de Javier Rey. Él, en cambio, ha tardado un poco más en rehacer su vida, pero ahora ha vuelto a creer en el amor gracias a Déborah François, su compañera de reparto en la película ‘El practicante’, una película que se estrenará el próximo septiembre.

Artículo relacionado

Aunque en España por el momento no tiene gran popularidad, Déborah sí que es muy conocida en Francia, en donde reside. La joven de 33 nació en Liege, Bélgica, y es hija de un policía y una trabajadora social. Sin embargo, en la actualidad vive en el país vecino, donde comenzó a despuntar su carrera profesional.

Decidida a triunfar como actriz, Déborah comenzó su formación cuando apenas tenía 10 años. Sin embargo, su carrera no despuntó hasta el 2005, cuando protagonizó ó ‘L’Enfant’, película que ganó la Palma de Oro en el Festival de Cannes y por el que ella recibió el premio Joseph Plauteau a la mejor actriz.

La pareja se conoció durante el rodaje de ‘El practicante’. La pareja inició una bonita historia de amor entre bambalinas que ahora pasean por las calles de Barcelona. Tal y como ha publicado la revista ‘Diez Minutos’, la pareja se encuentra pasando unos días en la ciudad Condal, donde han alquilado un apartamento en la parte alta de la ciudad. Besos, abrazos y multitud de gestos de cariño que demuestran que los nuevos novios no se esconden de nada ni de nadie.

Artículo relacionado

Gracias.a Déborah, parece que Mario Casas vuelve a estar muy ilusionada y, otra vez más, con una compañera de profesión. Todo después de que en octubre de 2019 pusiera fin a su relación de dos años con Blanca Suárez. Por su parte, la vida sentimental de su actual pareja es todo un misterio. Su único noviazgo conocido fue con Victor, und director de fotografía con quien no dudó en posar en alfombras rojas e incluso se llegó a hablar de boda.