de ser familiares a más independientes

Así eran y así son las Semanas Santas de las Campos

De disfrutar de las procesiones malagueñas siempre juntas, a vivir estos días separadas

Actualizado a

1 /10

1 / 10

2 / 10

3 / 10

4 / 10

5 / 10

6 / 10

7 / 10

8 / 10

9 / 10

El punto de inflexión en el modo de vivir y entender la Semana Santa para las Campos tuvo lugar en 2015 cuando falleció Araceli, la hermana de María Teresa. Parecía que ella fuese el nexo de unión de madre e hijas con la tradición malagueña de asomarse a la calle Larios para ver pasar las procesiones, especialmente la del Cautivo, pero todo acabó con al triste fallecimiento de la tía de Carmen y Terelu.

Relacionado con esta noticia

Van ya dos las Semanas Santas que pasan madre e hijas cada una por su lado. Terelu continúa fiel a la tradición que mantuvo tantos años atrás, y no falta a la cita en su tierra natal. Allí se reúne con sus amigos y su hija, a la que hemos visto ir creciendo asomada a estos balcones con vistas de verdadero lujo, y ve pasar los cristos y vírgenes de los que es más devota.

La última vez que María Teresa hizo lo mismo, fue en 2015. Ese mismo verano, moría su hermana y entonces parecía acabar con ella la tradición. Aún es demasiado doloroso su recuerdo como para repetir el mismo plan que, año tras año, hacía con Araceli. La Semana Santa del 2015 tiene un sabor agridulce para la presentadora. Por un lado fue la primera vez que invitó a Edmundo a pasar con ella esas fechas tan importantes, y, por otro lado, fue la última que pudo disfrutar al lado de su querida hermana.

‘El balcón de las Campos’, que no es otra cosa que el de un hotel en pleno centro malagueño que cada año reservan, ha visto asomarse a decenas de personas. Algunas de ellas continúan en la vida de estas mujeres, y otros dijeron ‘arrivederci’. Nos referimos a las parejas que acompañaron a la madre y a las hijas más famosas de la tele: José Valenciano, Carlos Pombo, Pipi Estrada o Salvador Pérez, con el sello de ex de Terelu, o Santiago García Ruiz con el de la madre.

Las Campos no entienden la Semana Santa si no va ligada al amor, pero, por encima del romántico, al fraternal.

Te recomendamos

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?