Haciendo gala de su gran sentido del humor a pesar de la adversidad, Paco Arévalo intenta dibujar una sonrisa a todos sus seguidores durante estas semanas de confinamiento. Sin embargo, el humorista no está pasando por un buen momento a nivel personal y es que su hija Nuria, que padece síndrome de Williams, se encuentra luchando contra el cáncer desde hace meses.

Artículo relacionado

La enfermedad de su hija le 'obliga' a salir de casa para acompañarla a sus sesiones de quimioterapia y así lo comentaba en su perfil de Instagram: "Mi hija Nuria, mi tesoro acaba de llegar de su sesión de quimioterapia. Como siempre sonriendo y me dice ‘papá manda un beso a toda España de mi parte.Diles que son unos valientes y que los quiero mucho". Unas emotivas palabras que ha acompañado de una tierna imagen en la que ambos posan con una enorme sonrisa, dejando claro cuál es la actitud que ellos tienen ante los problemas y con un sincero mensaje 'Os queremos'.

Arévalo y su hija Nuria

No hay que olvidar que para Arévalo, su hija Nuria siempre ha sido el mayor pilar de su vida y quien le ayudó a superar, de alguna manera, la muerte de su mujer en 2015. Ella ha heredado el gran sentido del humor de su padre y de eso no cabe duda solo hay que ver como se enfrenta día a día a la enfermedad.

Padre e hija viven juntos en Valencia y disfrutan de estas semanas de encierro contando chistes y disfrutando de la gastronomía española casera y es que no hay mejor ejemplo de superación que ellos. Hay que recordar que Arévalo ha sufrido mucho a lo largo de su vida ya que ha tenido que sobreponerse a la muerte de su mujer y dos hijos. Ahora se enfrentan a un nuevo obstáculo que estamos seguros que superarán.