Han pasado más de diez años desde que Doña Letizia visitara por primera vez Japón. Una década en la que en la vida de la entonces Princesa de Asturias han ocurrido muchas cosas. No solo ha cambiado ha nivel físico, lo cual es más que evidente, sino que ha vivido una transformación a todos los niveles.

La Princesa que visitó Tokio por primera vez en junio de 2005 ahora es reina de España, tiene dos hijas y numerosas experiencia a sus espaldas. De la alegría que la invadía cuando pisó el país del Sol Naciente porque se iba a convertir en madre en los siguientes meses, a la profunda tristeza que apenas dos años después marcó su vida por la muerte de su hermana Érika.

Artículo relacionado

Doña Letizia pisa Japón ahora con una actitud mucho más segura de sí misma y con una imagen renovada. Su operación de nariz por problemas respiratorios fue solo el primer paso para cambiar su imagen, una imagen que poco a poco se ha vuelto más elegante y sofisticada. La naturalidad la deja para cuando está en familia o quiere pasar desapercibida. Ella es toda una profesional y no quiere que nada quede al azar.

De la misma manera, a la Reina le gusta sorprender. Atrae las miradas con sus repentinos cambios de look, cortes de pelo, elección de joyas. Cuando nadie se lo espera, ella da un golpe de efecto y deja a los presentes con la boca abierta.

En los últimos meses, la incorporación de la estilista Eva Fernández a su equipo personal le ha dado un giro a su armario. Nuevas firmas, looks más frescos y apuesta por diseñadores genuinos. Sin embargo, Varela sigue siendo el rey para los grandes actos.

Repasamos en nuestra galería el cambio de Doña Letizia desde la última vez que visitó Japón hasta hoy.