El pasado 26 de septiembre Paz Padilla organizó una fiesta por todo lo alto para celebrar su 52 cumpleaños. En uno de los chiringuitos de moda de Zahara de los Atunes, la presentadora de Sálvamereunió a familiares y amigos, entre los que se encontraba José Antonio León. Un 'sarao' en el que todos los invitados y la protagonista del día lo dieron todo. Anna Ferrer fue, sin duda alguna, una de las grandes ausentes y no ha sido hasta este preciso momento cuando ha podido reunirse con su madre y disfrutar de un plan de chicas. ¡Mejor tarde que nunca! Y ojo, porque ya hemos descubierto los regalos que le ha hecho la joven.

Artículo relacionado

Paz Padilla y Anna Ferrer tienen sus agendas repletas de proyectos. Mientras que la gaditana se ha puesto al frente de A simple vista, un nuevo concurso que está a punto de aterrizar en Cuatro, así como de sus responsabilidades con el teatro. la influencer, por su parte, no deja de trabajar, se encuentra en plena mudanza con su novio Iván Martín y recién aterrizada de París (destino en el que ha acudido a un gran evento), ha organizado una quedada de chicas y ha sorprendido a la gaditana con todos los planes que tenía en mente.

En primer lugar, Anna Ferrer ha llevado a Paz Padilla a hacerse un piercing y, aunque ha refunfuñado un poco diciendo que ha sentido dolor, se ha quedado encantada con el resultado: "Se ha portado regular pero le ha quedado monísimo", ha escrito Anna para todos sus seguidores de Instagram.

paz padilla anna ferrer

Paz Padilla se hace un piercing.

Instagram @annafpadilla

Artículo relacionado

Acto seguido, ambas se han dado un buen homenaje gastronómico en uno de los restaurantes italianos de moda de la capital. Anna y Paz han degustado los mejores platos del local y están dispuestas a repetir: "Hemos comido como reinas".

anna ferrer y paz padilla

Anna Ferrer y Paz Padilla disfrutan de una buena comida italiana.

Instagram @annafpadilla

Artículo relacionado

Paz Padilla ha agradecido a Anna su implicación. Ambas han pasado un día inolvidable juntas y la actriz no puede estar más orgullosa por todo lo que está consiguiendo 'su niña' con tan solo 24 años, tanto a nivel personal como profesional: "Por mucho que sea influencer tiene la cabeza muy bien puesta. Tiene tres empresas. Le decía que ella no se pusiera los límites que eso ya se lo pondrían otros", confesaba públicamente la presentadora. No hay duda de que se le cae la baba con ella y, ¡la admiración es mutua! Anna ha estado al lado de su madre siempre y la considera su mejor compañera de aventuras: "Que la vida nos siga enseñando cosas, y estemos juntas para aprenderlas".