No es la primera usuaria de instagram que acaba criticando a la propia red social. Cualquiera que se haya dado una vuelta por su perfil se habrá dado cuenta de que el algoritmo -lo que se encarga de decidir qué publicaciones vemos y cuáles no- de instagram está jugando con nuestras emociones a diario. Gracias a sus últimas actualizaciones, no nos enteramos de nada de lo que comparten nuestros amigos. Un drama real para muchos pero que tiene importantes consecuencias en el mundo de los influencers. De ahí que Anna Ferrer, la hija de Paz Padilla, haya decidido dar un golpe sobre la mesa...

Artículo relacionado

Desde hace ya unos meses, instagram ha dado un giro radical. Una de las últimas actualizaciones de esta red social cambió su algoritmo de forma que ya no seguimos viendo las publicaciones de los demás usuarios en orden cronológico. Ahora igual nos aparece una fotografía de hace diez segundos como otro de hace seis días. ¡Una auténtica locura! Y, encima, no nos queda otra que aceptarlo si queremos seguir disfrutando de sus filtros, sus stories y todo lo que arrasa a nivel social.

El problema viene cuando, además de utilizar esta red social para nuestro entretenimiento, también hacemos negocio. Es el caso de los influencers. ¿Quién va a ver sus looks, sus viajes, sus todo si instagram se empeña en no mostrar las publicaciones a sus millones de seguidores? Una ruina también a nivel económico. De ahí que no sean pocos lo que evidencian su enfado en la misma red. Es el caso, por ejemplo, de Anna Ferrer. La hija de Paz Padilla le ha cantado las cuarenta a instagram por este asunto.

Gracias instagram por no enseñar mi foto”. En uno de sus stories, la hija de la presentadora se quejaba de la poca repercusión que están teniendo sus últimas actualizaciones. Algo clave para alguien que vive de su imagen y de las recomendaciones que hace de marcas y productos. Anna es una de las prescriptoras con más tirón y esto podría hacer que su alcance se quedase por el camino. ¿De qué sirve tener miles de followers si luego no ven nada de lo que publicamos?

Según publica el portal Jaleos, la hija de Paz Padilla podría llegar incluso a facturar 2.000 euros por fotografía publicada y hasta 22.000 si se trata de un vídeo. Anna ha conseguido posicionarse muy bien gracias a su espontaneidad y su naturalidad, sin olvidar, claro, del propio tirón mediático que tiene Paz Padilla. Además, lo combina con estudiar una carrera, algo que no suele ser habitual en este universo influencer.