Anna Ferrer ya está en casa tras sus vacaciones, un verano distinto para la hija de Paz Padilla, tal y como ella ha contado en sus stories de Instagram, pero muy "intenso" y "tranquilo".

La influencer ha disfrutado de su primer verano junto a Iván Martín, su pareja, y salta a la vista que el joven tiene mucha 'culpa' de tanta felicidad y brillo en los ojos de Anna. Las historias de Instagram de las vacaciones de la pareja han estado llenas de buen rollo y pasión, así que es lógico que ahora la joven sienta ese vacío post vacacional del que aún tendrá que reponerse.

Artículo relacionado

Nada más llegar a Madrid, Anna Ferrer ha hecho una ronda de preguntas y respuestas con sus seguidores y este ha estado lleno de anécdotas y sorprendente revelaciones. Anna nunca defrauda, eso es así. Y es que haciendo alarde de su naturalidad y espontaneidad, la hija de Paz ha hecho una confesión que demuestra que está hecha de carne y hueso: ¡Tiene un perfil falso en Instagram para cotillear!

"Esta pregunta me hace gracia", empieza Anna Ferrer. "¿Tienes o has tenido alguna cuenta falsa de Instagram para cotillear?", le preguntaron. Sin despeinarse la joven podría haberlo negado pero ella es así y se ha lanzado con todo: "Yo entraba mucho en todos los perfiles hasta que me di cuenta de que mis amigas se fijaban mucho en las personas que veían sus stories y empecé a plantearme que habrá gente que ve que yo los veo".

Y claro una cosa lleva a la otra, y que levante la mano quien no lo haya hecho alguna vez, Anna lo tuvo claro: "La gente se monta sus películas y se ralla, "me ven por esto o lo otro", lo que es absurdo así que me tuve que hacer una cuenta falsa", ha confesado con muy buen humor. Lo más gracioso de todo, y aquí ya termina, es que luego se le olvida que la tiene y sigue usando la suya. Pues como todo hijo de vecino...