El pasado domingo 16 de febrero, 'El tiempo del descuento' llegó a su final. Anabel Pantoja consiguió la tercera posición tras un mes de encierro pero, finalmente, ha sido Gianmarco Onestini el que se ha proclamado ganador del concurso. Su salida de Guadalix de la Sierra no ha sido nada fácil ya que ha tenido que hacer frente a una trágica noticia que ha salpicado a su familia: el fallecimiento de Mayte, la madre de Irene Rosales.

"Me ha demostrado ser una persona tan de diez conmigo. Durante la gala me decía: "no me preguntes nada, disfruta del momento"... Sabiendo lo que tenía, para mí Irene que esté en mi vida siempre", ha confesado la sobrina de Isabel Pantoja mientras aclaraba cuáles han sido las dos grandes ausencias durante la gala final del reality.

Artículo relacionado

“Yo contaba con los que había. Sabía perfectamente que mi tía o estaba grabando o estaba en Cantora, pero hablé con ella cuando salí. Eché de menos a mis primos. Quiero dejar claro que me hacía ilusión que estuvieran los dos como yo estuve el día que ellos salieron", ha contado tras su regreso a 'Sálvame'.

"Irene me dijo que Kiko estaba en Barcelona trabajando e Isa estaba en El Puerto de Santa María con el niño. Ya he hablado con ellos pero me hubiera encantado que hubieran estado para abrazarles, porque quiero que se sientan orgullosos de mí", ha terminado diciendo de lo más afectada.

La vuelta a la rutina se le está haciendo cuesta arriba y, a pesar de que lo ha hecho muy feliz, ha tenido que aguantar los 'tiritos' de sus compañeros de trabajo por sus polémicas en la casa más famosa de la televisión. El programa le echó en cara su polémica más comentada ya que la sevillana fue acusada de haber introducido comida en la casa furtivamente, una regla que está completamente prohibida por la organización.