Ana Obregón sufría un duro varapalo este sábado 22 de mayo con la muerte de su madre, Ana María a los 95 años, solo un año después de la pérdida de su hijo, Aless Lequio. Abatida, la actriz estuvo arropada en todo momento por sus hermanos que se han convertido en su mayor sostén en estos delicados momentos.

Las restricciones sanitarias impidieron que amigos y compañeros de Ana Obregón se trasladaran hasta el tanatorio de La Paz, capilla ardiente hasta la que si se trasladó Alessandro Lequio, que tuvo un bonito gesto con la que fuera su familia al enviar una corona de flores donde se podía leer 'papá de Aless'. Este lunes, Ana Rosa Quintana, amiga del italiano no ha dudado en enviarle sus condolencias desde el plató de 'El Programa de AR'.

Artículo relacionado

"Pobre Ana... qué racha lleva la pobre", exponía con cierto pesar tras escuchar a su compañero Joaquín Prat anunciar la pérdida de la matriarca del clan García Obregón, todo un referente de vida no solo para sus cinco hijos sino también para sus nietos. "Da igual a la edad que se muera tu madre, es lo mismo. Además ha sido una enfermedad muy larga", sentenciaba la presentadora.

Alessandro Lequio se sumaba al mensaje con unas emotivas palabras en las que era inevitable recordar a su hijo: "Para Ana es un dolor tremendo porque nunca había sufrido estas cosas, el lado fúnebre de la vida y le ha venido todo de golpe. Para Ana especialmente es un dolor tremendo. Es una familia que es una piña, mi sitio era estar ahí. Que muriera la madre o el padre forma parte del plan, lo que no formaba parte era lo otro", manifestaba.

Ana Rosa Quintana

Ana Rosa Quintana desde el plató de 'El Programa de AR'

Mediaset

A lo largo del fin de semana muchas son las caras conocidas que han querido enviar mensajes de apoyo a Ana Obregón como Anne Igartiburu, Toñi Moreno, Eva González, Luis Rollán, Tamara Gorro o su amiga Susana Urribarri. "Amiga que te puedo decir cariño. Tú lo dices ToDo. Tu maravillosa mamá esta junto a Aless. D.E.P maravillosa mujer y impecable madre", escribía la representante.