¡Ya está vacunada! A lo largo de las últimas semanas, Ana Rosa Quintana ha estado pidiendo día a día su ansiada dosis. Este mismo jueves contaba que todas sus amigas ya habían tenido la oportunidad de recibir el antídoto pero ¿y ella? Pues bien, el día ha llegado. Esta misma mañana, la presentadora, de 65 años, se trasladaba hasta el Wanda Metropolitano para ponerse la primera dosis del fármaco.

"Entre el miedo y la salud hay que escoger la salud. Tomemos la vacuna como un chute de vida y un paso a la libertad", decía en la presentación previa al comienzo de 'El Programa de AR' antes de anunciar a todos sus compañeros que ayer recibió el mensaje de texto en el que la citaban para ponerse la vacuna. Ana Rosa Quintana no dudaba en dar más detalles y especificaba que por su rango de edad le correspondía la polémica dosis de Astrazeneca: "Estoy feliz", reconocía.

Artículo relacionado

Ana Rosa Quintana

Ana Rosa Quintana llega al Wanda Metropolitano 

Gtres

Sin poder ocultar la alegría, ha especificado que para más inri y como fanática del Atlético de Madrid le ha tocado el Wanda Metropolitano: "Estoy contentísima aunque hubiera ido a cualquier sitio", bromeaba. Y ante las preguntas de sus compañeros de mesa ha dejado claro que no guarda ningún temor: "No tengo ningún miedo ni ninguna preocupación. Para mi es un premio y una suerte".

Hace solo unos días, la periodista ya adelantó que no dudaría en inmortalizar el momento para dar visibilidad y restar ese recelo que se tiene a la vacuna de Astrazeneca por lo que un reportero de su programa le ha acompañado para inmortalizar este momento.

Ana Rosa Quintana vacuna

Ana Rosa Quintana se vacuna contra el coronavirus

Gtres

Pasadas las 11 de la mañana, Ana Rosa Quintana llegaba al Wanda Metropolitano. La presentadora, muy tranquila, portaba un amuleto, una bandera del Atlético de Madrid: "Yo vengo ataviada para que me de suerte aunque no tengo ningún miedo. Creo que soy una afortunada. Todo en la vida tiene contraindicaciones, vivir tiene contraindicaciones", comentaba minutos antes de recibir su primera dosis. "No me he enterado.... ¡Qué rápido!", le comentaba a la sanitaria a quien no ha dudado en darle las gracias.