No existe un día en el que Ana Obregón no sienta el vacío de la pérdida pero hoy, 13 de mayo, esa grieta se hace especialmente grande con motivo del segundo aniversario de la muerte de Aless Lequio. Por ello, la actriz ha querido hacer pública la carta que le ha escrito al que fue, es y será el gran amor de su vida.

"Las palabras no alcanzan cuando lo que se quiere decir desborda el alma. Hoy hace dos años que se apagó la luz del mundo con tu partida. Desde entonces he aprendido a estar en la oscuridad, fingiendo que vivo, respiro , trabajo , existo…. Pero yo no soy la víctima, la víctima eres tú", así comienza un texto que ha acompañado de un resumen en imágenes de la vida de Aless.

Artículo recomendado

La dura reflexión de Ana Obregón en su cumpleaños más triste de su vida sin su hijo Aless Lequio y su madre

La dura reflexión de Ana Obregón en su cumpleaños más triste de su vida sin su hijo Aless Lequio y su madre

En sus palabras, Ana ha hecho referencia al futuro próspero que Aless tenía por delante "y el puto cáncer te arrebató". A su vez ha admitido que "el tiempo no lo cura todo" aunque está volcada en seguir su legado junto a Alessandro Lequio: "No te preocupes por mí, me llenan de amor y compasión todas las personas (...) Mientras tanto seguiré abrazandote en mis sueños y perdonándome la vida cada día con tu ejemplo de valentía. Te echo tanto de menos. Eternamente juntos".

El 13 de mayo de 2020 estará para siempre marcado en el calendario de Ana Obregón como el día más difícil de su vida. Fue entonces cuando, en plena pandemia y tras unos meses muy duros, su hijo Álex Lequio falleció después de una dura lucha contra el cáncer. En ese instante la actriz vio cómo su vida cambió por completo y nunca más ha vuelto a ser la misma. Aunque ahora, 24 meses después de perder a su hijo, tiene ante sí un camino esperanzador en el que poco a poco va recuperando la ilusión por determinadas cosas.

Artículo recomendado

Ana Obregón habla del cáncer que padeció con solo 28 años y el papel que ocupó Bertín Osborne

Ana Obregón habla del cáncer que padeció con solo 28 años y el papel que ocupó Bertín Osborne

Si algo caracterizaba a Ana Obregón era su sonrisa, un gesto alegre que se borró de un plumazo tras la partida de Aless. Desde entonces, son pocos los proyectos profesionales a los que ha dicho que sí, le han llegado otros palos muy duros a nivel personal, y ha expresado más de una vez que no tiene las ganas de hacer cosas que siempre había tenido. Aunque afortunadamente, ahora se empieza a ver un poco de cambio.

Ana Obregón

Ana Obregón.

Gtres

A nivel laboral, en los últimos meses Ana Obregón ha aceptado más proyectos laborales. Va a participar como jurado en la próxima edición de ‘Mask Singer’, ha protagonizado campañas publicitarias, ha concedido entrevistas como la que le dio a Bertín Osborne en ‘Mi casa es la tuya’, se va a interpretar a ella misma en un biopic, ha recogido premios y está muy volcada en los proyectos que lleva a cabo la Fundación Álex Lequio. Una clara muestra de que el trabajo está siendo refugio y que poco a poco va ocupando su agenda con diferentes proyectos.

Artículo recomendado

La vida de Ana Obregón será adaptada a una serie de televisión por una de las productoras más prestigiosas

La vida de Ana Obregón será adaptada a una serie de televisión por una de las productoras más prestigiosas

En lo personal, también tiene motivos para sonreír. El más importante ahora, su padre. Hace poco más de un año, meses después de la muerte de Álex Lequio, Ana Obregón vio cómo su madre fallecía. Desde entonces no se ha separado del lado de Antonio, su padre, y cada cierto tiempo presume en redes sociales de poder seguir disfrutando de él. A esto hay que añadir el apoyo constante que recibe por parte de su familia y amigos. En especial de Susana Uribarri, con quien en los últimos meses ha hecho algún que otro viaje reconfortante.

Seguro que en todo esto Ana Obregón tiene siempre muy presente a su hijo Álex Lequio. El recuerdo del hijo de la actriz y Alessandro Lequio seguro que es un motor para ella y pese al dolor que siente por su pérdida, sabe que él estaría orgulloso de que vaya remontando como lo está haciendo.