Si algo ha significado ‘Supervivientes’ en Ana María Aldónes un gran cambio en su vida. A la mujer de Ortega Cano le costó tomar la decisión de participar en el ‘reality’ pero ahora piensa que es una de las mejores decisiones que ha tomado. Para la mujer del torero, el concurso fue como regresar a una juventud de la que en su momento no disfrutó. En más de una ocasión ha reconocido que ha vivido demasiado rápido y que no ha podido divertirse con según qué momentos. En el ‘reality’ perdió su miedo al mar, cantó, bailó e incluso cambió de look. Un corte de pelo que ahora mantiene con un rubio platino que le sienta ideal. Así que ‘Supervivientes’ le ha traído una nueva forma de ver la vida con la que está muy contenta, y lo ha dejado muy claro en sus redes sociales.

Artículo relacionado

La mujer de Ortega Cano ha compartido una fotografía en la que aparece posando y que lleva consigo toda una declaración de intenciones. Primero por la imagen, en la que Ana María mira al frente con una pose con la que desprende seguridad y para la que ha elegido un look de lo más sugerente. Por si esto no fuera suficiente, la segunda finalista del concurso ha acompañado la foto de un mensaje en el que ha escrito “a quien no le guste que no mire”. De esta forma ha dejado claro que ella está muy feliz consigo misma y con su nueva vida.

Ana María Aldón

Eso sí, si algo no ha cambiado es que sigue volcada en su familia. Durante su estancia en Honduras se sintió culpable en más de una ocasión por haber dejado a su marido, sus hijos y sus nietos solos durante tanto tiempo. Así que ahora que ha vuelto no deja de compartir tiempo con el torero, con el pequeño José María, con su hija Gema, con su nieta Nicole y también con Gloria Camila. La hija de Ortega Cano fue la encargada de defenderle en el plató del concurso y una vez que ha terminado han continuado dando muestra de su buena relación.