‘Supervivientes 2020’ está que arde. Las semanas en Honduras van pasando y las condiciones son cada vez más duras. El frío, la conservación del fuego, las tensiones entre los concursantes o el hambre están comenzando a pasar factura a los supervivientes. Por eso, hay ocasiones en las que un pequeño incidente termina convirtiéndose en un auténtico drama.

Artículo relacionado

Esto es lo que le ha pasado Ana María Aldón. La mujer de Ortega Cano vivió el ataque de un cangrejo mientras hacía la comida. La concursante suele ser la encargada de cocinar para todos sus compañeros y mientras lo hacía, uno de los crustáceos que iba a meter en la olla le cogió el dedo con su pinza. Tras unos momentos de mucha tensión en los que no dejó de gritar, la modista conseguía liberarse.

Ana María Aldón

Sin embargo, el suceso no quedó ahí. Tras el momento de tensión, Ana María Aldón no pudo evitar derrumbarse al pensar en su hijo, José María. Tanto es así que la concursante terminó llorando desconsoladamente porque le costaba recordar la cara de su pequeño. “¿Creéis que se acordará de mí?”, preguntó a todos sus compañeros.

Entonces Fani intentó calmarla. “Claro que tu pequeño se acordará de ti y por él tienes que mostrarte fuerte. Si te ve bien, él también lo estará”, ha asegurado la ex concursante de ‘La isla de las tentaciones’. Un momento en el que, casi sin poder articular palabra, Ana María confesaba que, aunque intentaba recordar la cara de su hijo, “tenía una imagen borrosa”.

Artículo relacionado

Sin embargo, tras estos duros momentos, Ana María Aldón se ha centrado a comer con todos sus compañeros e incluso ha bromeado sobre la picadura del cangrejo. “Si encontráis al bicho ese que me ha quitado un trozo de dedo dádmelo a mí, que lo voy a devorar”, ha asegurado. Por su parte, en plató, Gloria Camila no ha dudado en aclarar que entiende que la mujer de su padre esté así. “Es normal que se sienta así, pero su hijo claro que se acuerda de ella y le ponemos imágenes del programa donde la reconoce perfectamente”, ha confesado.