Mucho nos tememos que el pequeño Miguel Verdasco Boyer no se va a marchar de Australia sin el consabido peluche de un koala. Y es que este simpático y entrañable marsupial es, junto al canguro, uno de los iconos del continente australiano.

Ana Boyer, su famosa mamá, tuvo ocasión de ver un koala de carne y hueso y hacerse una foto con él. Fue en Melbourne, donde estos días se disputa el Open de Australia, el primer torneo del año del Gran Slam. El koala es uno de los animales cuya existencia está seriamente amenazada, sobre todo tras los últimos y devastadores incendios que han asolado Australia.

Artículo relacionado

El koala, en brazos de su cuidador, parece que tiene muchas tablas posando para las cámaras de fotos. Y, la verdad, es que son como unos achuchables ositos de peluche. "Hola, koala", escribe Ana junto a la imagen.

Los comentarios a la foto no se han hecho esperar. Su hermana Tamara afirma: "No sé quién es más cute 🥰 🐨 💖". Y Fernando Verdasco, cómo no, le ha puesto varios emojis de corazoncitos.

Claro que los dias de Ana Boyer y su hijo Miguel en Melbourne se han acabado por este año, ya que no tuvo mucha suerte Fernando Verdasco. El tenista cayó eliminado en la jornada de hoy, en la que se disputaba la tercera ronda, a manos del alemán Alexander Sverev, en un encuentro en el que el madrileño apenas tuvo opciones.

Fernando Verdasco
Gtres

Ana y Fernando no se separan desde que, prácticamente, formalizaron su noviazgo. La hija de Isabel Preysler acompaña a su marido por todo el circuito y a finales de año aprovecharon el parón en el calendario tenístico para bautizar a su hijo, Miguel.