Son muchas las celebrities que se someten a retoques estéticos. Violeta Mangriñán ha confesado a todos sus seguidores que se ha pinchado bótox para poner fin al bruxismo que sufre desde hace años. O, también, Diego Matamoros que se inyecta vitaminas y ácido hialurónico en la mandíbula para masculinizar. Pequeños detalles que pasan desapercibidos para la gran mayoría. Alonso Caparrós también ha sucumbido a la medicina estética y se ha puesto en manos de profesionales para eliminar las arrugas propias de su edad (tiene 49 años)... Aunque no todo es tan bonito como parece ya que el colaborador de 'Sálvame' ha sufrido un percance inesperado y él mismo ha sido el que lo ha hecho público en sus redes sociales.

Artículo relacionado

"Los hombres también sufrimos cuando nos miramos al espejo y descubrimos arrugas en las frente y las patas de gallo. Tenemos miedo", ha relatado.

Lo que no se esperaba ni por asomo es el susto que protagonizaría en su clínica de confianza. El que fuera presentador de 'Furor' se ha mareado por el pavor inmenso que siente a las agujas: "Mareo, mareo", ha conseguido decir a los médicos y enfermeras mientras le abanicaban para que volviera a su ser después de la impresión que le ha causado el momento

alonso caparrós retoque susto

A pesar del percance, Caparrós se encuentra totalmente satisfecho con el resultado. Por ese motivo ha querido explicar su experiencia al haberse puesto en las mejores manos: "Ahora más que nunca necesitamos poner la piel a punto y contar con los mejores profesionales".

Su tormentoso pasado

En numerosas ocasiones, el exconcursante de 'GH VIP 5' ha hablado largo y tendido de su complicada situación familiar y, a pesar de que se siente muy feliz, se arrepiente de su pasado así como de su adicción a las drogas: "No me gusta ver imágenes de mi pasado. Soñaba con montañas de cocaína. Llegué a consumir lo suficiente como para matar a siete caballos".