Violeta Mangriñán ha vuelto a abrirse en canal para sus seguidores de Mtmad y ha confesado el último retoque estético al que se ha sometido, pero esta vez con un fin medicinal. La exconcursante de 'Supervivientes 2019' se ha inyectado bótox para poner fin al bruxismo que padece desde hace años. Esta dolencia es más común de lo que parece y consiste en apretar la mandíbula de forma inconsciente, produciendo el desgaste de los dientes y, en casos extremos, el maxilar puede llegar a desencajarse. Para su correción, la extronista usa una férula de descarga pero parece que no le ha hecho mucho efecto.

El tema del bruxismo es un tema que me ha hecho sufrir muchísimo. Desde hace unos cinco o seis años uso una férula de descarga porque sino no podría dormir. Este problema lo llevo arrastrando años a causa de los nervios y debe ser que cuando duermo descargo todo lo que tengo dentro", ha comenzado explicando.

Artículo relacionado

La valenciana pensaba que no habría ningún método que le aliviase el dolor tan fuerte que siente cada noche hasta que, por fin, su médico de confianza ha puesto luz al problema: "Yo pensaba que la férula era el único método para curarme pero resulta que no. Mi doctor hace unos meses me dijo que tenía la fórmula para curarme el bruxismo y es que te pinchan bótox en la mandíbula, por la parte de atrás. Esto provoca que el músculo se destense y mejore un poco. Yo lo he notado muchísimo”, ha continuado.

El tratamiento, en cuestión, consiste en inyectar bótox directamente en el músculo. Una vez que el ácido actúe, esa zona se relajará y descargará toda la articulación. "No es bótox como tal, a veces el bótox puede llegar a ser medicinal. Se puede luxar la articulación, el maxilar se puede desencajar por lo fuerte que se aprieta muchas veces", ha explicado el doctor para evitar cualquier tipo de duda.

violeta bruxismo bótox

El estado de alarma y la cuarentena le ha pasado factura a más de una persona y Violeta lo ha notado en sus propias carnes: “Durante el confinamiento he apretado más de lo normal. La incertidumbre de lo que va a pasar me genera muchos nervios hasta el nivel de despertarme con la férula llena de sangre. Esto puede desencadenar en dolores de cabeza e incluso dolor de cervicales”, ha explicado.

La extronista se ha mostrado encantada con el resultado y empieza a notar alivio "a partir del tercer día".

¿Nuevo retoque a la vista?

La chica de Fabio Colloricchio no se cierra las puertas a un nuevo retoque que al parecer se ha puesto de moda entre las celebrities: se llama 'Fox Eyes' o 'Brow lift' y es una especie de hilo que tira del ojo para arriba consiguiendo así una mirada más abierta: "Kendall Jenner y Bella Hadid lo lleva, queda histórico. Probablemte me lo haga", ha confesado.

Además, ha vuelto a hidratarse los labios: “Cada seis meses me hidrato los labios, me pincho un poco de ácido. Me encantan mis labios”.