Desde que estallara el 'Merlos Place', en pleno estado de alarma, la vida de Alexia Rivas ha dado un giro de 180 grados. La joven se dio de baja voluntaria en su trabajo como reportera de Socialité, presentado por María Patiño en Telecinco, y centró todos sus esfuerzos en convertirse en una gran influencer. De hecho, tras todo lo que se habló por 'colarse' en el vídeo de Alfonso Merlos que destapó su relación, sus seguidores en Instagram se han triplicado y ahora saborea las mieles de vivir de su imagen y promocionar firmas.

Artículo relacionado

Por eso su aspecto se está convirtiendo en su prioridad y aunque ella siempre ha sido una chica coqueta ahora está mucho más preocupada en hacerse todo tipo de tratamientos y cuidados. Empezó por varios cambios de estilismo capilar -nada drástico pero sí un evidente retoque de color- y ahora ha dado el paso de hacerse un retoque estético en la cara.

La novia de Alfonso Merlos se ha puesto en manos de especialistas para hacerse un tratamiento específico 'buena cara'. Ella misma ha promocionado el mismo asegurando que se veía "tras tantos meses de estrés e incertidumbre" con la cara "apagada, sin luz y alguna marquita". Desde que empezó su nueva vida su imagen se ha vuelto mucho más sofisticada, ya no luce sus características mechas, su piel luce más jugosa e hidratada y hasta ha actualizado, en parte, su forma de vestir.

Alexia Rivas

La joven periodista encara su verano más relajado antes de empezar con sus nuevos proyectos en septiembre. Alexia retomará la carrera de Derecho -que empezó antes de decantarse por el Periodismo- y no ha aclarado si en algún momento piensa volver a la televisión o ya se ha desvinculado por completo. En su bio de Instagram, por ejemplo, ya no aparece que sea "Periodista en Telecinco".