¡Por fin! No ha sido fácil para Alejandra Rubio estar separada de su madre durante tanto tiempo. Terelu reconocía que sentía cierta preocupación por ver a su hija acudiendo a trabajar en 'Viva la vida' en estas condiciones pero sabía que Alejandra es muy responsable y que es algo que debía hacer. Ahora, después de casi tres meses sin verse, la hija de la colaboradora ha podido reunirse con su madre y, encima, ¡en su nueva casa! Madre e hija vienen más cerca que antes y eso tiene a ambas muy contentas.

Artículo relacionado

Se han visto, como todo el mundo, a través de la pantalla. Aunque en su caso ha sido un poco más público. Terelu Campos pasaba el confinamiento en su antiguo hogar acompañada de su madre, María Teresa Campos. Juntas y guardando toda la prudencia y respetando al máximo las medidas de seguridad, se han apoyado y acompañado en estos largos meses. La colaboradora de 'Viva la vida' tenía que separarse, eso sí, de su hija Alejandra, que se encontraba confinada en su casa.

Han sido casi tres meses duros pero que, poco a poco, van tocando a su fin. Si primero volvía a verse con su padre, ahora, con Terelu ya instalada en su nueva casa, Alejandra ha sido una de las primeras en visitar a la presentadora. Con un look ya muy veraniego, que el calor comienza a apretar, la nieta de María Teresa Campos se ha reencontrado, por fin, con su madre. Que Madrid haya pasado a fase 1 ha sido una buenísima noticia para el clan Campos.

Alejandra Rubio
Gtres

Un apartamento de lo más visitado

Primero fue María Teresa y ahora le ha tocado el turno a Alejandra. Desde que Terelu pudiese instalarse en su nuevo hogar y en cuanto se ha podido visitar a familiares dentro de la misma provincia, la colaboradora ha recibido ya a las dos personas que más quiere. Tanto su madre como su hija han querido ver cómo ha dejado la colaboradora su nuevo y espectacular pisito. Seguro que también Carmen Borrego está deseando reencontrarse con su hermana.