Han sido tres meses complicados. María Teresa Campos se refugiaba en casa de su hija Terelu en cuanto comenzaba la alerta sanitaria por la pandemia del coronavirus. Preocupada por su salud y por la de sus hijas, la presentadora prefería guardar todas las medidas de forma estricta antes de arriesgarse o exponerse. También lo hacía Terelu, que cerraba su casa a cal y canto e impedía que nadie del exterior estuviese en contacto con su madre. Ahora, ya con la fase 1 instalada en Madrid, la periodista ha querido salir, por primera vez en tanto tiempo...

Artículo relacionado

La mudanza de Terelu ha hecho que, por fin, la colaboradora y su madre, María Teresa Campos, hayan abandonado el encierro en el que han estado viviendo estos últimos meses. En cuanto se decretaba el estado de alarma, la veterana periodista se refugiaba junto a su hija en el dúplex en el que residía hasta hace pocos días. Juntas pasaban lo peor de la pandemia, muy preocupadas por Carmen Borrego, que, tal y como narró en exclusiva para 'Lecturas', luchaba contra el coronavirus confinada en casa con su marido.

Ahora, ya con la fase 1 en Madrid y con su hija mayor instalada en el que es su nuevo hogar, María Teresa ha querido realizar la que es su primera salida en casi tres meses. Un paseo en coche con su Gustavo, su hombre de confianza, en el que se han acercado hasta el nuevo hogar de Terelu. La mudanza de la colaboradora de 'Viva la vida' ha sido todo un éxito y la familia al completo se encuentra muy feliz. Por fin termina la pesadilla de la venta del dúplex y Terelu puede comenzar una nueva vida.

María Teresa Campos
Gtres

Muy activa en el confinamiento

María Teresa no ha parado ni un segundo. Además se seguir con todas sus rutinas y estar al tanto de la actualidad, la periodista ha querido aprovechar el tiempo en casa para realizar alguna conexión con varios programas de televisión. Tanto es así que parece que le ha cogido el gusto a pasarse por 'La resistencia'. Allí protagonizó uno de los momentos míticos del confinamiento al tener que recurrir a su hija Terelu para que le ayudase con la conexión.