Después de que Miguel Frigenti asegurase en ‘Sálvame’ que Alejandra Rubio se había referido a Lydia Lozano con desprecio, Kiko Matamoros ponía este lunes en entredicho la actitud del tertuliano. Lo hacía rescatando un texto suyo de 2013 en el que se mostraba muy crítico con Terelu Campos. Kiko quería demostrar así que Frigenti tiene cierta inquina hacia las Campos. En el texto, el colaborador de ‘Ya es mediodía’ calificaba a Terelu de “clasista” entre otros calificativos nada agradables como “egocéntrica” o “pelota”.

Artículo relacionado

Los colaboradores de ‘Sálvame’ han dado su opinión al respecto de los adjetivos que Frigenti atribuyó a Terelu en su polémico texto. Después de ver que algunos de los tertulianos del programa calificaban a su madre de “clasista”, Alejandra Rubio sacaba la cara por ella. La joven ha defendido a su madre con un contundente mensaje que ha publicado en su Stories de Instagram: “A las personas no nos separa la clase social, sino la educación que tenemos”.

alejandra rubio
Instagram

Por su parte, María Teresa Campos se mostraba indignada este lunes con ‘Sálvame’ por las críticas vertidas por algunos colaboradores hacia su familia. Jorge Javier Vázquez se encontraba conduciendo un debate sobre las últimas polémicas en las que se ha visto envuelta Alejandra Rubio, de quien Miguel Frigenti se ha convertido en un importante enemigo. Fuera de cámara, la redacción del programa se estaba poniendo en contacto con María Teresa Campos, invitándola a intervenir y a escuchar las críticas que el tertuliano tenía a exponer.

Jorge Javier Vázquez recogía una llamada de la Campos, quien no se daba cuenta de que estaba en directo, a pesar de haber sido informada. En el programa se escuchó a la presentadora, muy enfadada, pedir respeto para la familia y defender a su nieta de las críticas tras su polémica con Lydia Lozano. "Yo sé cómo es mi nieta y lo que hace mi nieta. No me llaméis y dejadme en paz”, dijo tajante.