La amistad de Alba Carrillo e Isabel Rábago está completamente rota. Tras las lágrimas de la hija de Lucía Pariente durante la gala del pasado martes con Carlos Sobera y el zasca demoledor a la que es su compañera en 'Ya es mediodía' la relación entre ellas está completamente rota. "El programa ya me ha costado una amiga. Te pido, por favor, que no te acerques a Isabel" decía Alba Carrillo en directo. Estas palabras han hecho estallar a Rábago en el reality.

Artículo recomendado

Rocío Flores acude a casa de Olga Moreno tras la confirmación de su separación de Antonio David

Rocío Flores acude a casa de Olga Moreno tras la confirmación de su separación de Antonio David

"Tengo la conciencia tan tranquila, que me jode verla así, pero también la conozco, si ella quiere guerra no la va a tener. A partir de ahora Lucía deja de ser la madre de Alba y empieza a ser una concursante porque si no yo no estaría siendo justa con el resto de mis compañeros", ha dicho Alba Carrillo a sus compañeros de 'Secret Story'. A lo que ha añadido: "La he defendido hasta la saciedad y lo he hecho súper a gusto, si no quiere ser mi amiga por esto entonces es que no...". Y no va desencaminada, porque Alba Carrillo ha estallado en sus historias de Instagram y, no, no quiere ser su amiga.

Isabel Rábago y Lucía Pariente

Isabel Rábago discute con Lucía Pariente en 'Secret Story'.

Telecinco

"Lo de Rábago ya no tiene nombre, es una actitud deleznable. Después de la gala se jactaba de que se había salvado. No le da pena ni dolor verme llorar. A esa persona no la quiero ni a tres kilómetros", ha dicho Alba Carrillo. La hija de Lucía Pariente está rota ante la posibilidad de que su madre sea mañana la expulsada y ha pedido la expulsión de Adara, ya que la de Isabel, salvada por el público, no puede.

Artículo recomendado

Marta López reacciona a la separación de Olga Moreno y Antonio David Flores: "Me preocupa"

Marta López reacciona a la separación de Olga Moreno y Antonio David Flores: "Me preocupa"

Ajenas a esto, Lucía Pariente ha hablado con Isabel Rábago en la casa y no para sellar la paz, precisamente. "Deberías también hacer un acto de contrición", le ha dicho Lucía a Isabel, pero esta está cero arrepentida y, sin miedo a las consecuencias, piensa ir hasta el final. "¿Qué he hecho? No te he insultado, te he respetado, te he tratado como una compañera más". Lucía ha terminado su conversación con una advertencia: "Preocúpate más de lo que se está viendo de ti que de lo que se está viendo de mí".