La reconciliación de Ágatha Ruíz de la Prada y Luis Miguel Rodríguez ya es una realidad. La diseñadora ha decidido perdonar a su pareja después de que su relación se viera amenazada por unas fotografías publicadas por la revista Lecturas. En ellas, el empresario aparecía besando a Marcia di Lele.

Artículo relacionado

Después de que las famosas imágenes vieran la luz, Ágatha decidió poner tierra de por medio y escaparse a París, donde ha pasado dos semanas alejada del foco mediático. “Cuando me enteré del engaño, me tomé un Orfidal”, ha afirmado a la revista ‘Vanity Fair’. Además, reconocía: “Luismi es muy de señoras. Sabe mucho de tías. Es un encantador de serpientes con las mujeres”.

Ágatha Ruiz de la Prada Luis Miguel Rodriguez
GTRES

Durante las dos semanas que Ágatha pasó en París, el empresario se mostró muy arrepentido e intentó volver a conquistarla. “Ágatha es la mujer de mi vida”, afirmaba entonces. Sin embargo, no ha sido hasta el regreso de la diseñadora a España, cuando se ha confirmado que la pareja ha decidido darse una segunda oportunidad.

La diseñadora y el empresario se encontraron en Aranjuez, donde él la invitó a cenar. Finalmente terminaron besándose en la calle, tal y como muestran unas fotografías publicadas por la revista ‘Hola’. Luismi, como lo llama Ágatha, conseguía así su objetivo: reconquistar a la mujer de su vida.

Más de un año de relación

Ágatha Ruiz de la Prada y Luis Miguel Rodríguez comenzaron a salir en el año 2018. Tras la discreción que quisieron llevar en los primeros momentos, pronto comenzaron a dejarse ver juntos en eventos. El empresario, además, no dudó en ningún momento en apoyar con su presencia las presentaciones de moda de la diseñadora.

Artículo relacionado

Sin embargo, su relación también se ha visto salpicada por varios escándalos. “Lo peor que llevo de él es que tiene mucho encanto”, ha llegado a afirmar Ágatha. Con ellas, la diseñadora verbalizaba públicamente su preocupación ante las actitudes de su pareja.