Adara Molinero no está atravesando su mejor momento, sola y de vuelta en Palma de Mallorca tras la salida de Hugo Sierra de 'Supervivientes 2020', la compañía de su hijo se ha convertido en la única razón que le dibuja una sonrisa a la ganadora de 'GH VIP 7'. El pequeño Martín, a quien define como el verdadero hombre de su vida, hace las delicias de toda la familia, solo hay que ver cómo se le caía la baba a Hugo en una tarde de juegos con el pequeño de la casa.

Artículo relacionado

Sin embargo, desde hace algunos meses la madrileña es especialmente cuidadosa con todo lo que envuelve a su hijo. Aunque antes de entrar en la casa de Gran Hermano era habitual que la joven compartiera fotografías del día a día junto a su bebé, cambió radicalmente tras salir del reality como la flamante ganadora.

En su última publicación en Instagram, Adara ha pixelado por completo el rostro de su hijo en una tierna imagen en la que el pequeño, vestido igual a ella, le acaricia el pelo. Esta decisión ha sido muy comentada por algunos de sus seguidores quienes le pedían ver alguna vez el rostro de Martín. La hija de Elena ha mostrado su negativa a esta petición y ha querido explicar el verdadero motivo por el que prefiere mantenerlo en el anonimato: "Me da mucho miedo. Hay mucho loco", ha confesado en un primer momento pero ha dado más detalles de su decisión: "Pienso que se debe respetar a los menores y su intimidad. Es él quien debe decidir cuando sea mayor si quiere salir o no", aclaraba con naturalidad.

Adara y Martín

Sin duda, una decisión que comparte con el padre de su hijo, que también ha preferido mantenerle al margen de la popularidad desde el principio.