Imposible contener la emoción ante las palabras de Ana Obregón. La presentadora, dos años después de la pérdida de su hijo Álex Lequio, daba el paso para sentarse junto a Bertín Osborne en ‘Mi casa es la tuya’. Con una enorme entereza, relataba la terrible lucha de su hijo contra el cáncer y lo imposible que es enfrentarse a la vida sin él. “Fui fuerte cuando mi hijo me necesitaba, ahora no”, le aseguraba a un Bertín completamente roto al escuchar a su amiga. Una emoción que traspasaba la pantalla.

Artículo recomendado

Ana Obregón emociona con la historia del vestido (con guiño a Álex Lequio) elegido para 'Mi casa es la tuya'

Ana Obregón emociona con la historia del vestido (con guiño a Álex Lequio) elegido para 'Mi casa es la tuya'

Son muchas las frases que pronunció este pasado lunes Ana Obregón y que han quedado marcadas en la memoria de los que se sentaron a escuchar su testimonio. La presentadora, que tan solo había hecho pequeñas apariciones en televisión, se sentaba a contar su historia, a relatar el infierno que ha vivido con la enfermedad de su hijo. Un durísimo episodio en el que tanto Ana como Bertín no podían contener el dolor vivido. Estas son algunas de las palabras de la presentadora que más han impactado a los espectadores:

  • “Me perdono la vida cada día”

  • “Cuando pierdes a un hijo sientes la palabra ‘infinito’. Sientes qué es el dolor infinito, y también el amor infinito”

  • “A la vida le pido volver a nacer. Volver a nacer y tener una vida sin él”

  • “Fui fuerte cuando mi hijo me necesitaba, ahora no”

  • “No he entrado en el duelo de mi madre. No he podido, porque no hay sitio todavía en mi cuerpo, hay demasiado dolor”

  • “No colecciones cosas, colecciona momentos, porque es lo único que te vas a llevar”

  • “Mamá, perdóname por tener un hijo defectuoso”

  • “El duelo es el precio que pagas por haberte atrevido a amar tanto”

  • "Me conmovió mucho el cariño de la gente, nadie sabe lo que eso acaricia el alma"

  • “Ya no soy Ana Obregón, ni lo seré nunca”