Preocupación por el estado de salud del bebé de Ana y Borja ('La isla de las tentaciones')

Ana se sincera sobre cómo ha sido tener su primer hijo con Borja tras su paso por 'La isla de las stentaciones' y preocupa al contar un contratiempo que sufrieron

Lorena López
Lorena López

Periodista especializada en corazón y televisión

La isla de las tentaciones
Mediaset

Ana Solma y Borja González viajaron hasta la República Dominicana para poner a prueba su amor. Querían saber si estaban hechos el uno para el otro. No se les ocurrió mejor reto que 'La isla de las tentaciones' para probarlo. Tenían claro que querían formar una vida juntos y tamién una familia. Pese a las dudas y los comentarios, salieron juntos de esta experiencia. Antes de que los espectadores pudieran ver ese reencuentro ocho meses después, ya estaban en camino de cumplir sus planes. Ana se presentó en esa reunión con un mono de encaje de Pura raza, la marca de Marieta, que mostraba su embarazo. Ahora, han contado todos los detalles, pero también han preocupado al desvelar un contratiempo que sufrió el bebé. 

Ana y borja han contado cómo fue el nacimiento de su primer hijo, Luca. No fue fácil. Lo han contado en un vídeo publicado en Mtmad, donde Ana tiene su propio blog llamado 'Anatomía de mi vida'. La esteticista asegura haber vivido uno de los momentos más bonitos de su vida, pero también de los más duros. El parto fue largo y con algunas complicaciones.

Todo empezó de manera habitual. Rompió aguas en su casa e inmediatamente se trasladó al hospital. Allí fue donde dio a luz a su hijo Luca. Mantuvo la calma en los momentos iniciales, pero el dolor de las contracciones era cada vez mayor. Trató de rebajarlos haciendo diferentes ejercicios. Los nervios de ser madre primeriza le traicionaron. Borja, mientras tanto, hace todo lo posible por acompañarla. 

La situación se complicó cuando los médicos detectaron que la frecuencia cardíaca del bebé descendía. El pequeño estaba perdiendo frecuencia cardíaca. "Me tuvieron que pinchar algo para reducir las contracciones", dijo a cámara. Parecía que todo se había regularizado, pero la fracuencia cardíaca de Luca volvía a bajar durante el proceso de empuje. "Esperaron hasta que estaba de 10 centímetros, que es lo máximo. Entonces, solo quedaba empujar", ha comentado. 

Luca nació una semana antes de lo previsto. Pesó 3,65 kilogramos. "Ha venido grande y yo solo mido 1,60 metros. Tuvieron que hacerme un par de fisuritas y ya está", ha explicado. Antes de abandonar el hospital y regresar a casa, los médicos informaron a Ana y Borja de que el pequeño tenía la clavícula derecha fracturada debio a las complicaciones del parto. "Estamos un poco tristes porque nos han dicho que el bebé tiene rota la clavícula derecha. Se ve que como en el parto le ha costado salir un poquito, pues se ha roto", explicó Ana en su blog de Mtmad.

Loading...