Si hay algo que nos encanta de Susi Caramelo es que no tiene pelos en la lentgua, algo que volvió a demostrar este miércoles en 'La resistencia'. La cómica acudió para promocionar su nuevo programa en Movistar+: 'Rojo Caramelo'. "Vuelvo a los photocalls, a liarla y voy a los Oscar sin saber nothing de inglés", comentó la reportera a David Broncano. Pero también habló de temas muy personales, como que sigue viviendo en una buhardilla de 20 metros "a pesar de que le va bien la vida" o que pasó por una depresión al llegar a Madrid.

Artículo recomendado

'First Dates': las confesiones de un comensal que han dejado sin palabras a su cita

'First Dates': las confesiones de un comensal que han dejado sin palabras a su cita

Susi Caramelo comenzó a hacer monólogos con 21 años. "Estuve en Barcelona, me juntaba con cómicos pero no daba el paso de subir al escenario hasta que con 28 me vine a Madrid", comentó. Pero fue justo en esa época en la que atravesó "una depresión muy heavy, asquerosa, y luego empecé a vivir otra vez. Me ayudó mucho subirme a los escenarios y también la paroxetina, una antidepresivo que va de puta madre. (...) Volví a ser yo, tardaron un año y medio en convencerme porque me daba mal rollo medicarme, pero la tomé y volví a mi ser", confesó.

Susi Caramelo provocó más de una carcajada entre el público. A su llegada le entregó a David Broncano unos calzoncillos. Se los quería devolver a un miembro del equipo del programa con el que coincidió hace tiempo (guiño, guiño). "Fernando, el de invitados", desveló ella. "Hace muchísimos años de esto y ni me acuerdo", respondió el implicado. Después de esa noche de fiesta, en la que hubo más gente de fiesta de los que aparentemente caben en una buhardilla de 20 metros cuadrados. "Había mucha gente. Me desperté al día siguiente, me quería ir y me puse lo primero que vi", relató, pero aclaró que a día de hoy son amigos.

La cómica también habló de su intervención en el programa 'Gente maravillosa', de Toñi Moreno en Canal Sur, donde su sorpresa no salió tan bien como esperaba. "Me lo pensé porque no pagaban", reconoció Susi a Broncano. "Te pagan con la sonrisa de una fan", respondió el presentador, porque la dinámica del programa consiste en que un famoso interviene por sorpresa en el día a día de un seguidor. "Cuando acabó el programa me acerqué porque pensé si es fan, querrá saludarme y tal. (...) Cuando la llevé a mi camerino se comió todo mi jamón ni me pidió una foto. Salió todo fatal", recordó.