Javier Ungría se moja y sorprende al dar el nombre de su ganador de ‘Supervivientes 2024’ y el de su gran decepción

Javier Ungría, tras ser expulsado de 'Supervivientes 2024', no ha tenido ningún inconveniente en posicionarse y ha dado el nombre de su favorito para ganar el concurso

Helena Arriaza
Helena Arriaza

Redactora digital de Lecturas

Javier Ungría
@supervivientestv

Javier Ungría (43 años) fue expulsado el pasado jueves de ‘Supervivientes 2024’. Este martes reaparecerá en el plató del programa presentado por Carlos Sobera para hacer balance de su paso por el concurso y para retomar su vida. Pero antes, en sus últimos días en Honduras ya fuera de programa, ha vivido varios momentos que son ya toda una tradición para los expulsados. Uno de ellos es enfrentarse a dos preguntas con las que desde la organización proponen a los participantes mojarse de pleno sobre sus compañeros. Y el exmarido de Elena Tablada así lo ha hecho. Cuando le han preguntado por su favorito y por su gran decepción, no lo ha dudado y ha dado dos nombres.

Javier Ungría da el nombre de su ganador de 'Supervivientes 2024'

Javier Ungría, sobre quién tiene que ganar ‘Supervivientes 2024’ según su punto de vista, se ha decantado por Gorka. “Creo que debería ganar Gorka. Si nos ceñimos a supervivientes y a lo que significa, es de largo el mejor”, ha comentado sobre el motivo por el que piensa que el que fuera participante de ‘El Conquistador’ debe alzarse con la victoria. Javier no es el primer concursante que pone en valor las dotes de Gorka para la supervivencia, algo que podría llevarle a alzarse con el premio.

Artículo recomendado

Javier Ungría desvela quién es su gran decepción de 'Supervivientes 2024'

Del lado contrario, el exmarido de Elena Tablada ha dado el nombre de Kiko Jiménez. Para Javier Ungría, el novio de Sofía Suescun ha sido su gran decepción dentro del concurso. En especial, por el gran cambio que notó en él desde que llegó por primera vez a la Palapa y hasta el último día de su concurso. “La persona que más me ha decepcionado creo que ha sido Kiko porque cuando le vi llegar a la Palapa vi una persona que me creí su puesta en escena. Me parecía interesante, divertido, simpático, me cayó muy bien. Pero luego vi esa transformación brutal con la búsqueda del conflicto constante y no me gustó nada”, ha comentado sobre lo incómodo que le ha resultado convivir con Kiko por los conflictos que se han generado debido a sus comentarios.

El balance de Javier Ungría de su paso por 'Supervivientes 2024'

Lo que también ha hecho Javier Ungría ha sido hacer balance de cómo considera que ha sido su primera vez en un concurso de telerrealidad. El empresario se ha mostrado de lo más orgulloso sobre su paso por ‘Supervivientes 2024’. El exconcursante ha comentado que “siendo mi primer reality, yo personalmente estoy contento con mi participación aquí porque he sido fiel a mis principios, a la manera que soy yo, me imagino que hay gente que estará a favor, gente en contra…”. Además, ha destacado que lo más importante para él ha sido que “no he cambiado mi personalidad, que no me he creado un personaje, que he sido tal y como soy en casa con mi familia, con mis amigos, con mi gente”. Por tanto, en este sentido, para él el reto está más que conseguido.

Artículo recomendado

Otra de las tradiciones a la que se ha enfrentado Javier Ungría tras su expulsión en ‘Supervivientes 2024’, ha sido la de verse en el espejo por primera vez desde que comenzó su aventura y comprobar así su cambio físico. “Increíble. Ay, mi madre… Estoy alucinando. De piernas no he perdido tanto. Creo que habré perdido 8 o 10 kilos. De cara parezco un náufrago. Alucino”, ha dicho muy sorprendido al ver cómo han cambiado tanto su rostro como su cuerpo durante los más de dos meses que ha vivido en las condiciones extremas que requiere el reality de Telecinco.

Además, se ha dado la primera ducha de agua dulce tras su estancia en los Cayos Cochinos. En ese momento, sobre algo tan cotidiano como una ducha, el exmarido de Elena Tablada ha expresado “Dios mío una ducha. No sé lo que va a salir de aquí. No me creo este momentazo. Madre mía, por Dios, qué placer. Esto lo tenemos en el día a día y no lo apreciamos. No sé cómo explicar la sensación de la ducha, mira el color de la espuma”.

Y también ha vivido uno de los instantes más esperados, el de disfrutar de un gran banquete. “La madre que me parió, Dios. Madre mía. No sé ni qué decir con esto aquí ahora mismo. Dios mío, gracias… Comiendo sin tiempo, nunca pensé que esto podría ser tan increíble. Por mis compañeros, por vosotros que sois unos valientes. No sabéis lo duro que es esto”, ha dicho mientras ha asegurado que le encantaría haber podido compartir ese momento o con Gorka o con Pedro García-Aguado, porque son de sus mejores amigos y además sabe que este último flaquea bastante en cuanto a fuerzas se refiere.

Loading...