'First Dates' abre su restaurante día tras día para aquellos que buscan el amor, pero estos ahora también pueden subirse al crucero que capitanea Jesús Vázquez. Este lunes salió a navegar con varios solteros dispuestos a encontrar a su media naranja. Bueno, algunos más dispuestos que otros. Helena, de 77 años, buscaba a "un hombre como Richard Gere" y, aunque Isaac (78) procura cuidarse, no lo encontró.

Artículo recomendado

'First Dates': Daniele tira su copa al descubrir el 'don' de su pareja

'First Dates': Daniele tira su copa al descubrir el 'don' de su pareja

Helena rechazó a Isaac nada más verle. "Quédatelo tú", espetó Helena a Jesús Vázquez al verlo. "Me ha faltado que sea alto, con pelo y delgado", confesó a las cámaras. Aun así, él intentó que la cita llegara a buen puerto. Sacó todo tipo de temas: habló de la vida, de relaciones pasadas y presentes, incluso de sexo. Para Helena todo era "tabú". No quería seguir su juego. De hecho, Helena protagonizó una larga lista de comentarios, o zascas, delante de Isaac y en privado, ante cámara. "Ahora es cuando tenemos que soltarnos la melena", dijo Isaac. "Poca melena te vas a soltar", le contestó.

Ella 'jugaba en otro liga'. Es coqueta. Le gusta vestir con ropa juvenil. "Si un hombre me pregunta, no tengo edad. Las que tienen menos años que yo parecen mis abuelas", dijo sin pudor a cámara. Pero no siempre fue así de presumida, comenzó a serlo cuando se separó de su ahora exmarido. "Me estiré la carita", confiesa.

Isaac también se cuida, aunque Helena no haya sabido valorarlo. "Cuando se llega casi a los 80 tienes que cuidarte un poco. He trabajado de cara al público en una peluquería. Para mí la coquetería es normal y lógica porque ha sido siempre mi trabajo", dijo antes de entrar en su cita en 'First Dates: Crucero'.

First Dates: Crucero

Helena, en 'First Dates: Crucero'

Cuatro

Tras la cena, acudieron a una clase de baile con la que supuestamente trabajarían la confianza y afianzarían su compenetración. ¡Error! Lo único que esta lección consiguió fue aumentar la tensión que existían entre ambos. Helena e Isaac acabaron discutiendo, intentando averiguar quién de los dos había dado mal los pasos de baile. Una cita para olvidar.