Como cada año por estas fechas los Reyes se preparan para recibir en el Palacio Real al Cuerpo Diplomático Acreditado en España. Una cita que exige de una elegancia estilística con una etiqueta de largo muy marcada, donde la Reina Letizia siempre se ha decantado por los vestidos más elegantes y sencillos, e igual clásicos. Pero, este año, siguiendo con su nuevo estilo tan marcado, ha conseguido lucir uno de sus mejores looks en esta fecha, apostando por un conjunto de dos piezas.

Artículo relacionado

Se trata de una blusa blanca sencilla, con cuello mao de Hugo Boss, que le otorga todo el protagonismo a la prenda de abajo: una falda de terciopelo en color burdeos firmada por Felipe Varela. La Reina ha completado este conjunto con unos zapatos de salón en el mismo color que esta, y unos pendientes tipo joya que elevaban aún más su apuesta de belleza.

Y es que si por algo ha destacado ha sido por su look beauty, con un sencillo moño bajo y desestructurado que permitía dejar todo el rostro al descubierto y donde podíamos comprobar como esta vez los colores neutros habían desaparecido para apostar por un maquillaje de noche inspirador, con una sombra ahumada en tonos burdeos que combinaba con el labial granate.

El resultado ha sido, dentro de la etiqueta, un acierto absoluto.