Jennifer López es una de las protagonistas de la nueva película Second Act, que actualmente se está presentando en Nueva York y que saldrá en cines en poco tiempo. Pero, estos días, no solo lo ha sido por eso, también por sus increíbles estilismos. La actriz ha conseguido superarse a si misma en sus últimas apariciones con unos looks de inspiración total. Y es que si por algo destaca, es por sus innumerables aciertos en cada alfombra roja, posicionándose como una de las favoritas de Hollywood. Algo que ha vuelto a confirmar como nunca en las últimas 24 horas.

Artículo relacionado

Jennifer López ha conseguido conquistar a todos en un solo día, apostando por tres de sus mejores looks hasta la fecha. El primero que lució, fue el vestido inspirado en Marilyn Monroe, que inmediatamente nos transportaba a uno de los momentos del cine más recordados por todos y que la convirtió en la invitada perfecta.

Pero, la actriz quiso volver a apostar por el blanco y volvió a acertar. Su segundo look consiguió volver a sorprendernos con un look de dos piezas. Un mono oversize con escote pronunciado, que destacaba por dos detalles: la capa que aportaba más movimiento, y un broche de chanel en el cuello.

Pero, como siempre dicen, no hay dos sin tres. Y así lo demostró Jennifer con el vestido que la convirtió en la verdadera protagonista. Un diseño en color rosa, en tul y con maxi volumen. Tenía todos los detalles para convertirlo en uno de los más llamativos de la noche, y así fue.

Y visto sus últimas apariciones, estamos deseando ver que más lookazos nos esperan estos próximos días. ¿Conseguirá superarse aún más?