Tres de la tarde del domingo, ya he hecho deporte, almorzado y tomado todos los cafés que me permito tomar al día. La tarde se presenta muy boba hasta que doy de casualidad con ‘El secreto de sus ojos’, de Ricardo Darín y Soledad Villamil.

No sé cuántas veces la habré visto pero me enfrento a ella con las mismas ganas como si fuera la primera vez. Gracias al cine veo salida a este domingo. Otra película que si no la habéis visto es un buen momento para hacerlo: ‘Un lugar en el mundo’, con José Sacristán, Cecilia Roth y Federico Luppi.

Artículo relacionado

Estaba estudiando en la facultad, en Barcelona, cuando se estrenó. Primero fui solo a verla. Luego llevé a una compañera. En ambas ocasiones acabé llorando como una magdalena; ella, también. Acudo a ella periódicamente, cuando veo que pierdo el rumbo y parece que pocas cosas tienen sentido. Un punto de humana esperanza en una época donde se fomenta el odio y la oscuridad. Es la película que jamás recomendarían los de VOX. Con esto está dicho todo