Ana María Aldón ha conseguido tener un look muy potente y muy suyo. Desde que pasara por 'Supervivientes' la imagen de la mujer de José Ortega Cano ha cambiado muchísimo, ahora es mucho más actual y personal. Además de su corte pixie asimétrico color rubio platino, la diseñadora luce unas cejas mucho más tupidas y definidas y su secreto para tenerlas perfectas es el microblading.

Artículo recomendado

Corte de pelo mariposa, el secreto de la reina Letizia para presumir de melenaza a los 50

Corte de pelo mariposa, el secreto de la reina Letizia para presumir de melenaza a los 50

El microblading es uno de los retoques más populares entre las famosas para conseguir unas cejas perfectas y bonitas y Ana María Aldón ha conseguido que las suyas sean su seña de identidad y definan su estilo. Unas cejas más gruesas, pobladas y anchas son ahora plena tendencia y además tienen un potente efecto rejuvenecedor, ya que hace la mirada más bonita.

Ana María Aldón
INSTAGRAM @anamariaaldon

El microblading es una técnica de maquillaje semipermentente pelo a pelo que hace que las cejas ganen anchura y consigan el diseño perfecto, además de ser un aliado para la alopecia en cejas por edad o por exceso de depilación. El diseño se hace personalizado para sacar el máximo partido a la mirada. Es de fácil de realización y el acabado natural. La mujer de José Ortega Cano ha apostado por unas cejas muy contundentes y oscuras y sin duda este es uno de sus grandes secretos de belleza.

Tras 'Supervivientes', Ana María Aldón se hizo un retoque de cejas por microshading, que es con efecto sombra pero ahora se ha puesto en manos de la experta en belleza y diseñadora de cejas Jezzabel Cruzado, del centro Ladymagen, para eliminar con láser el anterior 'tatuaje' semipermanente y empezar de cero el diseño de las cejas y conseguir un aspecto muy natural.

Ana María Aldón
INSTAGRAM @anamariaaldon

Además de hacer sus cejas más tupidas, pobladas y definidas, Ana María Aldón ha conseguido igualar al máximo sus cejas y corregir imperfecciones para que la forma esté perfecta. Una opción súper cómoda para evitar tener que maquillar las cejas cada día, especialmente en verano cuando se borran con el sudor o los chapuzones.