Isabel Pantoja (66 años) ha cambiado su forma de comunicarse con el mundo y ahora, gracias al trabajo de su sobrina Anabel Pantoja, comparte cada uno de sus pasos en Instagram. Su gira americana ha sido el punto de partida de esta nueva Isabel que además ha modernizado sus looks y hasta comparte detalles de sus estilismos que antes solo reservaba para los fans que la veían en los conciertos. Sin ir más lejos, el peinado que ha llevado en su último concierto en Puerto Rico ha causado sensación y se ha convertido en toda una inspiración para invitadas de más de 50 y 60 años, con especial atención a las madrinas de boda.

Artículo recomendado

El micro bob asimétrico de Susanna Griso es el corte de pelo trendy que mejor sienta a los 50 años

Susanna Griso

A Isabel Pantoja le encanta llevar el pelo recogido en coleta. Es más juvenil y cómodo que el clásico moño y la lleva tanto a diario como en sus actuaciones, pero claro no de la misma manera. En sus redes sociales ha compartido al detalle la coleta con trenza más elegante y es perfecta para madrinas de pelo largo que quieran ir con un recogido más juvenil pero no por ello menos sofisticado.

Coleta con trenza de Isabel Pantoja
INSTAGRAM @isabel_pantoja_martin

Isabel Pantoja ha peinado su fuerte melena morena, que ella lleva con un tratamiento con mucha hidratación, hacia atrás con efecto wet y la ha recogido en una coleta a mitad de la cabeza en cascada en la que se ha hecho ondas XL para dar más volumen.

Posiblemente con unas extensiones ha hecho una trenza muy gruesa de varios cabos con la que ha tapado el coletero. Al añadir extensiones solo en la trenza el cabello se ve natural pero con más cuerpo y densidad. Presumir de pelazo rejuvenece al instante.

Este tipo de recogidos son compatibles con peinas, de hecho Isabel Pantoja ha adornado su peinado así, y hasta con mantilla para dar ese toque solemne.

Isabel Pantoja coleta
INSTAGRAM @isabel_pantoja_martin

Es un peinado que también tiene efecto lifting y estiliza los pómulos y sobre todo no echa años encima sin dejar de ser súper elegante. Queda bien con todo tipo de escotes y vestidos, y no solo para madrinas también para invitadas de boda de más de 50 que estén acostumbradas a llevar el pelo suelto pero quieran verse diferentes para un evento más especial.