El cabello, al igual que la piel sufre mucho con la bajada de las temperaturas. Ambos necesitan tener hidratación permanente ya que si no sufren consecuencias como la sequedad, el encrespamiento y, en algunos casos, el cabello quebradizo, algo que se dificulta con este tiempo, y con algunas de lo pasos que repetimos y pensamos que son beneficiosos para la salud capilar, y nos equivocamos.

Artículo relacionado

Y, como queremos que presumas de pelazo también durante los meses de invierno, el equipo de estilistas de Llongueras nos ha dado los consejos y claves para que sigas cuidándolo estos meses, y seas consciente de los errores que cometes en la rutina diaria.

1. Darle un poco de amor a tu cabello usando mascarilla una vez a la semana pasando los dedos de medios a puntas para hacer un efecto de sellado.

2. Lo mejor para el cuidado del cabello en invierno es realizar un corte (o al menos recortar un poco) cada seis u ocho semanas para deshacerse de las puntas estropeadas y abiertas.

3. Como otoño ha sido la estación de la renovación capilar, conviene seguir alternando nuestro champú habitual con uno específico para la caída y no olvidarnos de su complemento de ampollas.

4. Lavarse el pelo todos los días puede llegar a despojarlo de los aceites esenciales naturales que necesita para estar sano. Lo más recomendable es lavarse la cabeza cada dos días y que la temperatura del agua no sea muy caliente.

5. El enjuague final es mejor que sea con agua más bien fría porque ayuda a sellar la cutícula y el pelo tendrá un aspecto más sedoso. Si el pelo es propenso a ser graso se puede utilizar un champú en seco cada mañana antes del cepillado.

6. Utiliza cepillos con cerdas naturales porque dejan el cabello con brillo, no producen frizz y además no dañan la fibra capilar.

7. Antes de usar herramientas de calor, pulveriza un protector térmico sobre el cabello para protegerlo de las agresiones.

8. Viene muy bien peinarlo desde la raíz hasta las puntas todas las noches: afloja la piel seca del cuero cabelludo, aumenta la circulación sanguínea y distribuye los aceites naturales, lo que ayuda a humectar el cabello.

pelazo gif

¡Y listo!