El frío es uno de los principales enemigos de las pieles sensibles, que pueden sufrir tirantez, irritaciones, rojeces e incluso erupciones. La farmacéutica Rocío Escalante, titular de Arbosana Farmacia, nos cuenta cómo hay que cuidar la piel sensible durante el invierno y responde a las dudas más frecuentes que se encuentra tanto en su farmacia como en las redes sociales.

Artículo relacionado

Definir una piel sensible es complicado, porque según nos explica Rocío Escalante, “los síntomas son múltiples y diferentes en cada paciente. En general, una piel sensible es la que no está confortable”.

¿Qué factores incrementan la sensibilidad de la piel?

  • Estas pieles tienen la función barrera debilitada y por eso no pueden protegernos de los agentes externos. El frío va a ser un gran enemigo, porque puede secarla e incluso favorecer que salgan grietas, el invierno es un momento crítico para ellas.
  • Como en otros problemas de la piel, Rocío Escalante menciona el estrés, como un factor que afecta de manera negativa, y que puede provocar brotes, rojeces y diversas alteraciones.
  • El uso de cosméticos que no resultan adecuados es también el origen de una hipersensiblidad de la piel. “Cada vez más nos encontramos con pacientes que usan multitud de productos, no siempre adecuados, incidimos en lavar en exceso, retirar la grasa, evitar que nuestra piel tenga brillos y no nos damos cuenta de que una piel, para que este sana tiene que tener una buena hidratación y cantidad de lípidos”, señala la farmacéutica.

¿Cómo cuidar las pieles sensibles?

  • Lo más importante es una buena hidratación ya que se ha visto que estas pieles, aunque no se sepa la causa, tienen la epidermis más fina y frágil, por lo que proporcionar a la piel todo lo necesario para formar una barrera cutánea impenetrable es buena opción como tratamiento.
  • Las duchas cortas con agua tibia son muy buenas para la piel, ya que el agua muy caliente puede derivar en una pérdida de los factores hidratantes naturales y los lípidos de la superficie. Es también importante que a la hora de secarse lo hagamos a toquecitos sin frotar.
  • Respecto a la rutina de cuidados para la piel sensible, Rocío Escalante recomienda “productos suaves y sin perfumes, que introduzcan en su fórmula activos calmantes, que incluyan además algún aceite para nutrirlas”
  • Por el contrario, hay que evitar productos que contengan perfumes y colorantes, y detergentes agresivos que puedan eliminar los lípidos de la piel

Te hacemos una selección de los productos que puedes incluir en tu neceser si tienes la piel sensible:

Crema hidratante piel sensible
Bioderma

Comprar

Esta línea específica para pieles sensibles es una de las que recomienda la farmacéutica, para garantizar la máxima protección de tu dermis.(14,59 euros), de Bioderma

mascarilla hidratante
Avène

Comprar

La mascarilla es uno de los pasos más importantes en la rutina facial, y es imprescindible buscar un producto adecuado para tu piel si la tienes sensible. Con propiedades calmantes e irritantes, su formulación original favorece la absorción de los activos según las necesidades de la epidermis. (16,06 euros), de Avène

Loción hidratante
Eucerin

Comprar

Esta loción de piel sensible estimula la regeneración cutánea y protege la piel frente la deshidratación para devolverle su bienestar natural. (14,69 euros), de Eucerin

Agua Micelar
La Roche-Posay

Comprar

El agua micelar es muy importante no sólo para retirar los restos de maquillaje, sino para eliminar las impurezas que se han acumulado a lo largo del día, sobre todo si tienes la piel sensible que tienes que buscar un producto específico para no dañarla. (5,99 euros), de La Roche-Posay