Si hay un corte de pelo que se ha convertido en la tendencia más puntera de belleza, ese es el bob. Este look corto ha conseguido adaptarse a diferentes larguras y estilos, hasta convertirse en el favorito de las celebrities. La última en sumarse a él ha sido Ana de Armas, con un corte mini a la altura de la mandíbula, totalmente recto que aportaba volumen y que desfilaba por la parte delantera hasta terminar en un flequillo corto estilo cortina hasta el pómulo.

Artículo relacionado

Si tú también quieres probar suerte con este look en tendencia con el que nos ha conquistado por completo la actriz, Gema Eguiluz, CEO del salón In-Viso Hair Design de Madrid, para saber qué tipo de bob te favorece más, y los consejos para acertar con él.

1. ¿Qué estilo de bob te favorece?
Al ser un corte tan versátil, atemporal y que puede englobar diferentes estilos dentro del mismo corte, es muy importante acertar con el estilo adecuado no solo con la textura del cabello, sino también según la forma del rostro y el estilo, ya sea sobrio o desenfadado.

2. Ten en cuenta la forma del rostro

- Los rostros redondeados necesitan buscar un corte favorecedor y que alargue el rostro, evitando siempre un corte a la altura de los pómulos. La estilista Gema Eguiluz recomienda un long bob con desfilado a los lados para disimular la redondez y estilizar. Lo más recomendable para este tipo de rostros es un corte por debajo del mentón con capas largas.

- En rostros alargados, Eguiluz recomienda un tipo de corte para reducir la sensación de largo, que no sea recto e intentando conseguir volumen a los lados con capas.

- Si por el contrario tienes el rostro ovalado, puedes optar por cualquier tipo de largo ya que es un rostro de proporciones equilibradas. Ya sea asimétrico o recto, midi o más largo, y además si añades un flequillo ladeado, acertarás.

- Para un rostro cuadrado, un bob asimétrico que llegue por debajo de la barbilla. Es decir, un corte más largo por delante que por detrás para que alargue el rostro.

- Para los rostros corazón, un long bob intentando ganar volumen para equilibrar rasgos en las puntas, concretamente en capas internas.

3. Piensa en tu cuello para acertar con la longitud del corte bob

Si tienes el cuello corto, un corte más corto por detrás y largo por delante es lo más acertado, mientras que un long bob resulta más favorecedor para los cuellos más largos.

4. Un bob para cada tipo de cabello

- Cabellos gruesos: un bob corto desfilado en toda la melena, concretamente desfilando de la sien hasta la nuca, es ideal para conseguir un cabello ligero. Si no lo quieres tan corto, un bob asimétrico con capas sueltas con mucha textura y menos pulido, también será perfecto para el cabello grueso.

- Cabello rizado: queda perfecto con un bob que marque las ondas naturales del rizo. La estilisa aconseja un corte asimétrico capeado teniendo en cuenta siempre el nivel de volumen y de movimiento del rizo.

- Cabello fino: un bob recto o con capas largas para conseguir más volumen, textura y densidad, es el corte más adecuado.

5. Recuerda... ¡La importancia del cuidado posterior!

"En In-Viso recomendamos el uso de productos libres de sulfatos y parabenos para cuidar el cabello de la forma más natural, siempre en función del tipo de cabello. También es recomendable acudir al salón de peluquería cada 6 semanas para mantener el cabello con el corte adecuado", puntualiza Gema Eguiluz.