Xoan Viqueira está pasando un duro momento no solo a nivel personal, sino también profesional. Tras 10 años de amor y complicidad, el ilustrador rompía su relación con David Valldeperas, con quien formaba una de las parejas más consolidadas del universo Sálvame. Según desveló en exclusiva Lecturas, a principios de verano decidieron poner fin a su noviazgo, tras atravesar una crisis que no han podido superar.

Artículo relacionado

A esta dura ruptura, el diseñador tiene que sumar que está sufriendo de primera mano las consecuencias de la crisis sanitarias. Xoan ha informado a todos sus seguidores a través de Instagram que su tienda, que está ubicada en el barrio madrileño de Chueca, va a vivir cambios debido a la situación actual.

“Vienen tiempos de cambios. Con todo lo que estamos sufriendo, sobre todo el pequeño comercio y los emprendedores, lo que es la afluencia en tienda es prácticamente nula”, ha empezado a explicar. Por ello, ha decidido cambiar los horarios de la misma. A partir de ahora, todo el que quiera ir a visitarla deberán enviarle un mensaje privado previamente para concertar una cita. “La tienda va a ser un poco Xoan Viqueira store studio”, ha asegurado.

En estos duros momentos, el diseñador no ha dudado en pedir todo el apoyo a sus seguidores. "Veremos en un futuro si esto se puede mantener. De no ser así se mantendrá la venta online", ha asegurado. Eso sí, por el momento no se plantea el cierre del local, en donde también se encuentra su espacio de trabajo y su almacén. Además, Xoan cuenta con una tienda online en el que vende una gran cantidad de productos, desde ropa hasta accesorios decorativos. También mascarillas, accesorios que añadió a raíz de la crisis sanitaria y que ha triunfado, ya que se encuentran agotadas.

Artículo relacionado

Dispuesto a reinventarse, Xoan seguro que cuenta con todo el apoyo de Paz Padilla, una de sus grandes amigas. La presentadora, que pasa por el que es el peor momento de su vida tras la pérdida de su marido, le ha abierto las puertas al diseñador para superar juntos este bache tanto personal como profesional.