Ágatha Ruiz de la Prada ha sido sorprendida por sus hijos Tristán y Cósmida Ramírez en Volverte a Ver. Los hijos de la diseñadora querían demostrar a su madre lo mucho que la quieren y admiran, y como no son muy dados a hacerlo en la intimidad, tal y como han confesado, se han lanzado a hacerlo en televisión. Un bonito gesto que ha emocionado a la diseñadora hasta el punto que no ha podido contener las lágrimas. "Siempre he dicho muchas tonterías como que quería tener 'una madre normal', pero eres mi ejemplo, te admiro muchísimo, también como mujer y eres una madre maravillosa", le ha dicho Cósima.

Artículo relacionado

La diseñadora es una nueva mujer y está en otra etapa de su vida, más plena y consciente. Muy centrada en su trabajo, Ágahta ha hecho un repaso con Carlos Sobera de su vida personal y su brillante trayectoria profesional, cuya producción creativa se ha extendido a ámbitos muy diversos como la moda, la decoración, la papelería y los accesorios para mascotas. Pero no hay duda de que es su familia, y muy en especial sus hijos su motor y motivación de cada día. "Dicen que eres su reina de corazones", le ha dicho Sobera a la diseñadora, a lo que esta ha respondido sin pensárselo: "Y ellos son para mí la baraja entera".

La ex mujer de Pedro J. Ramírez, de quien se separó tras tres décadas juntos, ha contado al presentador que sus hijos son lo mejor que le ha pasado. "¡Qué monos!" repetía con lágrimas en los ojos una y otra vez. De Cósima dice que es "lista" y de Tristán que es un buenazo. "Tristán es mucho más bueno que yo, e infinitamente más bueno que su padre", ha dicho lanzando un dardo demoledor a su ex marido. La diseñadora sigue guardando un recuerdo amargo de su divorcio, en 2016, de Pedro J. Ramírez: "Tuvo una cosa buena y es que adelgacé diez kilos en una semana. Se llama 'shock diet".

Desde luego, no hay duda, que para Ágahta sus hijos lo son todo, lo mejor que tiene de su relación con el periodista y que se siente infinitamente orgullosa de ellos: "Son muy listos, son ideales... Nunca me han dado un problema, tan buenos, tan listos, tan todo... Trabajar con ellos es una gozada", ha terminado.